Incendio en Tajamar destruye vegetación

México
|

El fuego consumió todo en el polígono de Malecón Tajamar de Cancún.

Foto: Especial.

Un incendio consume vegetación en el polígono de Malecón Tajamar, en Cancún, que registraba ya una avanzada recuperación luego de que en enero del 2016 fuese devastado por instrucción del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur)

Aquel desmonte se realizó con base en una autorización expedida el 28 de julio de 2005 por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), presuntamente viciada de origen, la cual sufrió modificaciones posteriores, incluso, días antes del 16 y 17 de enero, cuando maquinaria destruyó y rellenó selva, manglares y sabana.

Esta tarde habitantes de condominios ubicados frente al polígono de 78.4 hectáreas, reportaron brotes de fuego en uno de los lotes que compone Malecón Tajamar. La quema, presumen, se ha hecho de forma intencional.

Al sitio acudieron elementos del cuerpo de Bomberos, que intentan apagar las llamas. Al lugar llegó también personal de la Secretaria de Marina Armada de México (Semar).

El movimiento Salvemos Manglar Tajamar había programado para las 16 horas de este domingo una jornada de limpieza del lugar. Ahora se han concentrado para intentar apagar el fuego.

En este polígono está autorizado el desarrollo de diversos proyectos de corte condominal, comercial, hotelero e incluso una iglesia.

La construcción ahí está detenida por diversos amparos que dieron pie a suspensiones definitivas que impiden tocar el sitio, hasta que los jueces resuelvan el fondo de los litigios.

A partir de la devastación del lugar, la vegetación ha registrado una rápida recuperación, lo que ha motivado celebraciones por parte de la ciudadanía, que resaltan la enorme capacidad del ecosistema vivo de humedal y selva ahí existente, pese a la acometida de la maquinaria.

De acuerdo con biólogos consultados, la restauración natural del sitio sería mayor, si contase con un programa específico.

Además, existe el permanente temor de la ciudadanía involucrada en la defensa de Tajamar, acerca de posibles acciones del Fonatur o de particulares con propiedades ahí, para dañar la zona y argumentar que se encuentra irremediablemente impactada.

La Profepa exculpó al Fonatur de haber violentado las condicionantes de la autorización de impacto ambiental, con el desmonte de hace un año, carente de un programa de rescate de vegetación de flora y fauna.

El gobierno del entonces alcalde Paul Carrillo y del actual munícipe, Remberto Estrada, se han negado a abrir investigación y proceder en contra de los funcionarios que autorizaron el desmonte de 5.4 hectáreas de terrenos municipales, localizados dentro de Tajamar, los cuales no debieron ser tocados.

La autorización para el desmonte la otorgó el entonces director de Ecología, Felipe Villanueva. Quien fungía como síndico, Guillermo Brahms, se negó a proceder en contra de Fonatur por avanzar contra propiedades del ayuntamiento. Tampoco denunció para investigar a Villanueva.

Brahms, acusado de incurrir en responsabilidad por omisión, por la asociación Ombligo Verde, es ahora el contralor municipal, a quien correspondería investigar lo hecho por Villanueva y por sí mismo.