La Olla: Márquez ajusta tuercas

Opinion
|

Gustavo Rodríguez, de defensor del pueblo al timón de la seguridad

Cierre de filas rumbo al 2018

Miguel Márquez prepara el final de su sexenio y hace ajustes en su equipo de gobierno para la batalla de 2018.

El cambio de dos secretarios  a mitad de Semana Santa,  prueba que Márquez tenía calculada la salida del secretario de Gobierno, Toño Salvador García López y del titular de la Secretaría de Salud, Ignacio Ortiz Aldana.  Esperó el inicio de vacaciones para anunciar los despidos para evitar “grillas” de sus contrincantes.

En los últimos meses, el Gober es el gran “controlador” de voluntades de sus subordinados. Secretarios, diputados locales y federales y alcaldes, aceptan a Diego Sinhue como el elegido para la gubernatura en 2018.

Los cambios de Toño Salvador y Nacho también dejaron en claro que no habrá más despedidas en el primer círculo de gobierno.  Así que las críticas de priistas y empresarios como Gustavo Guraieb, no moverán de sus puestos al titular de Seguridad Pública,  Álvar Cabeza de Vaca ni al procurador Carlos Zamarripa.

También, si no pasa otra cosa, terminarán el sexenio el secretario de Educación, Eusebio Vega; el de Turismo, Fernando Olivera; la de Transparencia y Rendición de Cuentas, Isabel Tinoco, y otros.

Como buen político, Miguel enalteció los buenos modales de los ex secretarios. .

Nada dijo sobre el desempeño gris de Toño Salvador ni de la vida social de Nacho. El desempeño de ambos ex funcionarios era criticado dentro y fuera del primer círculo.

García López aceptó con serenidad el despido y dejó la oficina de inmediato. Toño es notario público, ex alcalde de San Francisco del Rincón y ex magistrado. Salió del Poder Judicial para irse al gobierno de Márquez.

Muy cerca del Gobernador permaneció 4 años y 7 meses. Mucho más que los recientes secretarios de Gobierno. Tranquilito y rodeado de escoltas como ningún otro funcionario, vivió su posición. Con extrema afabilidad se entendió con los otros poderes, ayuntamientos, fuerzas políticas y organizaciones, aunque en la práctica, Juanita de la Cruz Martínez cubría sus carencias. La mano firme de Juanita era más respetada que cualquier indicación de Toño Salvador.

Secretarios, diputados y alcaldes, se cuadran a cualquier orden de Juanita.

La falta de decisión del Secretario de Gobierno quedó en evidencia como coordinador del eje “Guanajuato Seguro” del Programa de Gobierno 2012-2018. De plano no pudo con Álvar y Zamarripa. 

A esto hay que sumarle otras broncas recientes, como el proyecto Unebus que encabeza el Instituto de Planeación con Eduardo Sojo y Enrique Ayala, pero que también está en la cancha del recién creado Instituto de Movilidad que dirige Juan Carlos Martínez, y que depende de la Secretaría de Gobierno.

Unebus fue presentado en noviembre y todavía no arranca porque los transportistas urbanos protestan contra los beneficios que otorgaría el Estado a Flecha Amarilla.

Otra razón para destituir a Toño Salvador es que no apoya a  Diego Sinhué.  

En resumen, Márquez buscó otro operador político, que le quite presión a él y a la Secretaría Particular de Ricardo Narváez.

El nuevo Secretario,  Gustavo Rodríguez es un profesionista reconocido con trayectoria pública como magistrado del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, Director General de Asuntos Especiales en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delitos Federales de la PGR, y los últimos ocho años como Procurador de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato.

En su nuevo cargo tiene mayor responsabilidad. De entrada coordina la estrategia de Seguridad, es decir a Álvar y a Zamarripa, y para esto necesita talento y firmeza.

Gustavo pasó de defensor del pueblo contra las autoridades a acusador, en cinco meses. Ahora cobra en la nómina estatal. Bueno, tiene la ventaja de no ser un militante panista y para Márquez tal vez eso sea lo importante para que los partidos opositores le hagan caso.

En el caso del relevo en Salud, ya se había ‘cantado’ hace más de un año, el pediatra irapuatense era respetado como buen médico por Márquez y en todo el Gobierno, pero no como un gran administrador. Siempre se dijo que llegó recomendado por el compadre, Rafael “Gallo” Barba.

La polémica por la insulina china de 2013 revivida en cadena nacional (aunque se aclaró una y otra vez que tiene su registro oficial de la Cofepris) tuvo efecto. También los permanentes cuestionamientos sobre el elevado costo de los medicamentos del Seguro Popular y el servicio de distribución (si bien las licitaciones estuvieron a cargo de la Secretaría de Finanzas).

Pero lo que más peso fue que una Secretaría con 620 unidades médicas y 20 mil empleados tiene una infinidad de problemas que ocupaban de un funcionario de tiempo completo y no que sólo apareciera en eventos sociales.

Una prueba de que el gobernador Márquez tenía rato preocupado por la operación de la Secretaría fue que en octubre 2015 puso al exauditor del Estado, Mauricio Romo, como Coordinador de Administración y Finanzas en Salud, y a Moisés Andrade Quezada como coordinador general de Salud Pública. Para marzo 2016 envió a Romo Flores a la Unidad de Seguimiento a la Fiscalización de la Secretaría de Finanzas y en su lugar en Administración de Salud dejó a Fernando Reynoso Márquez.

De ahí se explica el nombre del sustituto, Daniel Díaz Martínez, un médico cirujano militar con 15 años trabajando en la Secretaría de Salud, y que destaca entre sus logros ser el Director del Hospital General de Silao, el único de Guanajuato certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía General.

Lo inexplicable del cambio es que Nacho Ortiz pidió “chance” para trabajar como Secretario hasta el 31 de mayo. 

Lo que está para todos claro es que en los ajuste está la mano de Juanita de la Cruz, la exvocera del gobierno de Juan Manuel Oliva.

Torres Graciano se atrinchera

El que anda de capa caída, o tramando algo, es el senador del PAN Fernando Torres Graciano.

El año pasado parecía envalentonado con pelear hasta el final la candidatura a gobernador de Guanajuato, pero se quedó callado luego de enterarse del cierre de filas de los alcaldes, diputados y jefes panistas, en torno a Diego Sinhué.

Otras veces Fernando protestaba y gritaba. Ahora no, aunque por delante uno de los suyos, el diputado federal y suspirante por regresar a la alcaldía, Ricardo Sheffield, sí fue duro y directo al declarar que lo mejor será que Diego salga de la Secretaría de Desarrollo Social.

La realidad es que Diego no dejará la Secretaría al menos hasta septiembre, cuando en la primera semana el Consejo Estatal (100 panistas con mayoría a su favor) definan el método de elección del candidato a la gubernatura.

Hace un año, antes de la disputa de los asientos en el Consejo Estatal y Nacional, Fernando insistía cada que podía en que en Guanajuato no tendría porque haber una designación de candidato, que estaban las condiciones para que los panistas decidieran.

Luego de los resultados de consejeros. Fernando teme una posible derrota.

Aún así, los cercanos a Fernando, aseguran que no se da por vencido. Su estrategia apunta a olvidarse de las grillas internas y concentrarse en crecer lo más que pueda su posicionamiento al exterior, fuera del PAN.

Si es así no le extrañe entonces verlo en medios de comunicación y en redes sociales. 

Con el apoyo del acusado de derrochar el dinero de los guanajuatenses,  Juan Manuel Oliva,  ha tenido reuniones en Silao, San Luis de la Paz, San Felipe, pero no muchas. Oliva es pésima carta de recomendación y Fernando perdió fuerza. Hoy, como fueron Ricardo Torres (q.p.d.e) y José Ángel Córdova, va a contracorriente de la apuesta oficial. 

Pemex y la indolencia por Salamanca

La tragedia de la explosión en la refinería de Pemex Salamanca provocó ocho muertes y muchas dudas.

En la Cámara de Diputados ya está en lista ooootro punto de acuerdo, que son como llamadas a misa, para pedirle cuentas a Pemex sobre la reconfiguración de la planta de Salamanca y el cumplimiento de la normativa para garantizar que funciona en condiciones de seguridad y aminorar el impacto ambiental.

Pero la historia reciente no nos deja ser optimista, ya echamos un vistazo y hay varios otros puntos de acuerdo y hasta denuncias ante las autoridades ambientales contra la refinería “Ing. Antonio M. Amor”, que nada más está por cumplir 67 años de operaciones, pero de la que a cuenta gotas se tienen datos.

Por ejemplo en enero 2016 la diputada federal salmantina, Karina Padilla, presentó una denuncia ante la Profepa y la ASEA (Agencia de Seguridad Industrial y Protección al Ambiente del sector Hidrocarburos), luego de que el 30 de noviembre del 2015 debió desalojarse una escuela secundaria y un kínder por el temor a que los menores y el personal sufrieran intoxicación por las nubes de gases.

La nube con olor a gas se prolongó por varios días en el mes de diciembre afectando colonias. Ya antes, a mediados del 2015, una falla en la subestación 41 de la refinería provocó otra nube de gas amarillo que generó alarma y casos de personas con síntomas de intoxicación.

El 29 de abril del año pasado la Cámara de Diputados aprobó otro punto de acuerdo por el cual “se exhorta a los titulares de Semarnat, ASEA y Profepa, para que informen si la refinería ubicada en Salamanca cumple con las especificaciones que establecen las leyes que regulan la materia. Precisando las causas y el grado de responsabilidad en los eventos que afectaron la calidad del aire en 2015”.

En la repuesta de julio 2016 la ASEA informaba que “derivado de un procedimiento administrativo por emisiones a la atmósfera el 18 de abril se configuraron once infracciones y se le impuso una multa por la cantidad de tres millones 652 mil pesos, y el cumplimiento de tres medidas correctivas”. Pero, por lo que se conoce la sanción no ha surtido efecto pues Pemex ya sabe usted que acostumbre a ampararse.

En 2016 se envió otro exhorto a Pemex para destinar los recursos anunciados para la reconfiguración.

En febrero de 2017 los diputados de la Comisión Especial para la prevención, conservación y en su caso restauración del medio ambiente en entidades donde se ubican las instalaciones de Pemex, le enviaron un oficio para pedirle al director general, José Antonio González, una reunión. Nada se sabe. En ese órgano legislativo forman parte los panistas guanajuatenses Karina Padilla y René Mandujano.

A eso hay que sumarle otros más exhortos a Pemex desde la anterior Legislatura Federal.

El 15 de marzo pasado una explosión en la zona de llenaderas terminó hoy con ocho muertos.

La Secretaría del Trabajo, delegación estatal encabezada por el abogado leonés, Jaime Kirchner, mantiene un proceso de inspección a Pemex y decretaron medidas que falta prueben su cumplimiento. 

Son 236 medidas dirigidas a Pemex Transformación, 30 a Pemex Logística, 7 de limitación a Pemex refinación, además “Transportes Martínez” fue emplazado para el cumplimiento de 80 medidas y de “Silverado Fuel” (sin determinar la relación con Pemex) están localizando su domicilio fiscal.

Pero, de la reconfiguración a fondo de la planta, pasan los días, los años, y nadie sabe, nadie supo...

Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx