Periódico am | Apoyan a familias de policías caídos

Apoyan a familias de policías caídos

Local
|

En lo que va de la administración, 7 elementos de Seguridad de León han fallecido; sus familias han sido indemnizadas con entre $400 mil y $800 mil.

El 10 de agosto del 2016, autoridades municipales rindieron un homenaje al policía municipal Juan Ricardo Ramírez Jasso, de 22 años, asesinado con su propia pistola en cumplimiento de su deber./ FOTO: Archivo


La indemnización por fallecimiento de un elemento de Seguridad Pública en León, va de los 400 mil hasta los 800 mil pesos en caso de muerte violenta. 


Publicidad
En lo que va de la presente administración, siete personas adscritas a la Dirección de Policía han caído; cinco operativos y dos administrativos. Todas las familias han sido indemnizadas.


De los cinco elementos operativos, uno de ellos estaba en servicio activo y respondía al nombre de Juan Ricardo Ramírez Jasso, de 22 años, que fue asesinado con su propia pistola en cumplimiento de su deber.


La madrugada del 7 de agosto del año pasado, el agente acudió solo, sin escolta, a un reporte donde un hombre alcoholizado escandalizaba en un edifico de la calle Andrómeda, en la colonia Los Limones. 


El hombre, de nombre Óscar Clemente de 37 años, recibió a Ramírez Jasso con insultos y agresiones, cuando lo intentaba calmar. Hubo un forcejeo en el que presuntamente Clemente le arrebató el arma al policía y le disparó una vez. La bala entró por la mandíbula y salió por la nuca.


Esmeralda García, viuda del elemento, recibió una pensión de por vida por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Lo mismo ha ocurrido con las familias de las otras víctimas. Además, se les apoya con los gastos funerarios de 4 mil 382 pesos por la misma institución.


La indemnización a las familias de los fallecidos sólo se aplica cuando los elementos están en servicio pasivo o activo (en turno o fuera de), no por enfermedad.


Ese es el caso de las dos personas administrativas y un elemento operativo, que murieron por enfermedad.


La profesión de policía está catalogada por el Seguro Social como la de más alto riesgo en México y en estadísticas del INEGI, aparece entre las 10 profesiones más peligrosas.


Ante la situación, a través de la Dirección de Desarrollo Institucional, el Gobierno Municipal prevé un seguro de vida para el personal adscrito a la Dirección de Policía. Por concurso de licitación se contrata una empresa aseguradora. 


Para este año, el seguro es por 400 mil pesos y, en caso de muerte violenta, asciende al doble. En este caso, los primeros 400 mil pesos se entregan en cuanto los familiares hacen el trámite y el resto se finiquita después que el Municipio lo gestiona ante la aseguradora.


Cuando fallecen en servicio activo, se les brinda un apoyo de gastos funerarios por 11 mil 323 pesos. Además, el cónyuge tiene otra ayuda económica por la misma cantidad.


Fallecimientos fuera de turno 


Si el fallecimiento sucede en servicio pasivo, es decir, fuera de turno, estas cantidades no se proporcionan.


Ese es el caso de Olga Lucina Delgado Ramírez, quien murió fuera de sus funciones, el 30 de marzo pasado, al interior de su domicilio en la calle Bosque Camelina, en la colonia San Juan Bautista. 


El hallazgo del cuerpo de Delgado Ramírez, que al parecer fue asesinada a golpes, lo hizo su hermana a la medianoche. Al parecer, se encontraba en estado de descomposición.


La oficial ingresó a la Policía Municipal el 4 de septiembre de 2015, se desempeñaba como escolta de patrullaje en la Delegación Rural, con el rango de policía raso.


Otros dos elementos fueron asesinados después de terminar su turno; Alberto Ruiz, de 21 años, pertenecía al Grupo Táctico, y Aarón Padilla era parte del Grupo de Inteligencia de la corporación leonesa.


Los oficiales fueron abatidos alrededor de las 8 de la noche, el 7 de junio pasado, en el cruce del bulevar Épsilon y la calle Cruz de San Antonio, en la colonia Valle de la Hacienda.


Al terminar su servicio, ambos salieron de la Delegación Oriente, en la colonia Camelinas, se dirigieron a un Modelorama, ubicado a unas cuadras sobre el bulevar Épsilon. 


Testigos narraron que mientras platicaban, se acercaron dos vehículos, un automóvil Caliver, de color arena, con placas del Distrito Federal; y una camioneta, al parecer pick up.


El conductor del auto bajó y, con un arma de fuego, disparó al menos siete veces contra los elementos de Policía. Alberto, quien recibió impactos de bala en la espalda y cuello, murió a escasos metros de su automóvil.


Aarón corrió por un terreno baldío, pero también fue alcanzado por las balas y falleció casi al instante. Enseguida, los homicidas escaparon en sus vehículos por el bulevar Atotonilco, con rumbo al bulevar Aeropuerto.


Durante el servicio activo, hay un Plan de Previsión Social, que contempla otras prestaciones, servicios y beneficios para los policías y sus familias. 


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx