Revisan nutrición de tienditas escolares

Local
|

La Secretaría de Educación de Guanajuato les rescindió el contrato a 41 de las 524 que regula por vender alimentos prohibidos

La Secretaría de Educación de Guanajuato es la encargada de regular las tienditas escolares./ Foto: Dulce Muñoz

Durante el primer semestre de este año la delegación de la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) en León verificó 489 tiendas escolares de las 524 que regula; de éstas supervisadas a 41 les rescindió el contrato por venta de alimentos prohibidos.

Leticia Orozco Noriega, nutrióloga regional y coordinadora de Nutrición de la SEG delegación León, informó que dichas supervisiones se llevaron a cabo en primarias y secundarias. 

am realizó un recorrido por algunas escuelas de nivel básico para constatar qué tipo de alimentos se venden en las tienditas escolares. 

“Se revisa todo lo que se vende y basado en los lineamientos lo que está permitido es fruta, verdura, agua natural o de frutas, semillas, palomitas de maíz, obleas, galletas de avena, dulces que contengan tamarindo natural y algunos guisados”, dijo. 

 

Actualmente en los planteles educativos se prohíbe la venta de frituras, galletas de chocolate, con malvavisco o relleno cremoso, refrescos y postres dulces. 

 

Si en alguna tienda escolar se encuentran anomalías se vuelve a realizar otra verificación para revisar si el concesionario vende lo permitido o no. Si a la segunda verificación la tienda es calificada como “no aprobada” la Unidad de Servicios de Apoyo a la Educación (USAES) de la SEG rescinde el contrato de la tienda escolar. 

Olivia Rodríguez Morales, quien desde hace 12 años trabaja en la tienda escolar de la primaria Efrén Rebolledo (ubicada en la colonia Valle de Señora), compartió que el primer año inició con la venta de productos tradicionales como: botanas, galletas, refrescos y dulces.

Recordó que lo primero que le prohibieron vender fueron refrescos. 

“Al inicio los niños querían sus papitas y yo les decía que no porque tenían que consumir alimentos nutritivos, incluso en el turno de la tarde y en ese turno les vendo sopa de fideo y casi por lo regular son los mismos guisados y la fruta”, dijo. 

En la tienda escolar de dicha institución se les ofrecen tacos de diferentes guisados como: frijol, papas y huevo, además de sincronizadas, tortas, quesadillas, palomitas de maíz, obleas, semillas, cacahuates, garbanzos y biónicos de frutas. 

“La sincronizadas y las quesadillas se preparan con harina integral y tengo permitido vender cinco tipo de dulces que son de macizo duro como tamarindos. Y cuando les ofrezco chorizo o picadillo es de soya, pero no le digo a los niños porque luego no lo consumen”, indicó la comerciante.

 

Lo primero que se prohibió vender en las tienditas escolares son refrescos.

 

La nutrióloga Leticia Orozco Noriega comentó que por lo general los padres de familia tienen el mal hábito de premiar a los niños con comida chatarra, por lo que representa un verdadero reto fomentar en los niños una sana alimentación. 

“Los retos son el verdadero cambio de una alimentación sana en los niños, más que en los papás es en los niños donde debemos empezar el cambio por todos los problemas de salud que hay tanto de sobrepeso, enfermedades y obesidad”, indicó. 

En septiembre de 2013 entró en vigor la Ley General de Educación, que facultó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) a fijar lineamientos y restricciones sobre venta de alimentos en los planteles escolares.