Evita los fraudes en línea

Finanzas Personales
|

Como dueño de un e-commerce, más allá de contar con un portal visualmente atractivo y funcional, existe un aspecto en el que debes prestar especial atención.

Como dueño de un e-commerce, más allá de contar con un portal visualmente atractivo y funcional, existe un aspecto en el que debes prestar especial atención. Se tratan de las medidas de seguridad para evitar fraudes en línea, los cuáles podrían causar grandes agujeros en tus finanzas empresariales.

Gracias al aumento en el uso de las tabletas y los móviles, el comercio electrónico ha tenido un boom bastante considerable. En 2015, creció 59% y registró más de 257,000 millones de pesos por ventas. Considerando que solo el 25% de los cibernautas compran por Internet, se espera un crecimiento sostenido para los próximos años.

Esta modalidad de comercio no está exenta de fraudes en línea. La imposibilidad del comercio de poder verificar la tarjeta de crédito, ni tampoco pedir la identificación del cliente para verificar que efectivamente se trate del titular de la tarjeta aumenta el riesgo de sufrir un fraude.

El portal Business and Marketing News señala que, en las transacciones sin presencia de tarjetas de crédito, los comerciantes enfocados totalmente en productos digitales como son: boletos, descargas, tarjetas de regalo tienen pérdidas en promedio de 8.6% en sus ingresos por este tipo de actividad.

Por su parte, aquellos comerciantes híbridos, es decir quienes venden tanto bienes físicos como digitales, tienen pérdidas de 8.1% de sus ingresos.

La forma de prevenir los fraudes en línea integra varias acciones:

Seleccionar un proveedor de sistemas de pago

Puedes optar para que el cobro se realice a través de un proveedor. Para ello selecciona que tenga un medio de pago robusto y sólido. La ventaja de hacerlo así es que te encargas únicamente de la operación del negocio y las cuestiones de pago, se realizan a través de una plataforma segura sin que tu tengas que preocuparte de este tipo de cuestiones.

Un ejemplo de ello es Pay Pal, quien puede recibir tus pagos con las principales tarjetas de crédito y débito a través de tu web a cambio de una comisión, agregando un botón en tu tienda. La ventaja de este sistema es que cuentan con Protección al Vendedor, que es una herramienta que protege al vendedor en caso de reclamaciones contra cargos no autorizados, contracargos o reversiones de artículos vendidos.

Visa y MasterCard también tienen sistemas que se pueden integrar a las plataformas para realizar el pago en comercios electrónico.

Llevar un control de las transacciones fraudulentas

Lleva un control de las transacciones fraudulentas que se susciten en tu sistema. De esta tendrás un registro al cuál recurrir si se llega a presentar alguna incidencia en el futuro. Tendrás los datos para poder comparar.

Sistemas de verificación

Si tú mismo gestionas el sistemas de pagos éste, además de ser sencillo debe contar con los certificados  que permitan una transmisión de datos segura, así como solicitar los diferentes códigos de las tarjetas y números, autenticación del consumidor, etcétera, con ello evitarás fraudes en línea en tu e-commerce.

Confirma la información

Si no te sientes confiado sobre alguna solicitud de pago, puedes pedirle al cliente la confirmación de los datos e incluso que por medio de un correo electrónico envíe fotografía de su identificación oficial o te corrobore otro dato sobre el cual tengas dudas.