¿Estás desempleado? ¡Te están buscando!

Local
|

Ofertas de trabajo abundan no sólo en León sino en Guanajuato, incluso se ha vuelto un problema para los empresarios

Cientos de empresas se ven en constante rotación de personal. Foto: Especial.

La tasa de desempleo se ha reducido en Guanajuato, y en especial en León, donde la oferta de trabajo obliga a las empresas a ofrecer mejores sueldos y condiciones de trabajo para evitar la rotación y la piratería entre las fabricas, sobre todo de calzado.

León presume la tasa de desempleo más baja de la última década, de un 3.3%, cuando hace 10 años alcanzaba hasta el 5%.

El diagnóstico lo hicieron el delegado de la Secretaria de Economía, Alberto Bello Albo; el director de Economía municipal, Ramón Alfaro Gómez y el presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), Luis Gerardo González García.“Ya está haciendo falta mano de obra calificada. Están llegando personas de otros estados a buscar trabajo en Guanajuato, pero ahora el problema se va a reflejar en la vivienda”, señaló el delegado federal, quien recordó que ya operan 22 parques industriales en Guanajuato.

Albo Bello negó que las empresas paguen bajos salarios, sobre todo en el Puerto Interior.“Yo creo que eso es un mito. Sí hay personas que han externado que los sueldos que se pagan en la industria automotriz son muy bajos, pero comparados con otras industrias están en los términos normales, de acuerdo a los estudios que se han hecho a nivel nacional, más habiendo sobreoferta de trabajos”.

El funcionario señaló que para evitar la rotación, las empresas tienen que pagar sueldos atractivos a sus colaboradores.“Hay una buena relación en el clúster automotriz, donde se otorgan sueldos muy equitativos. Es cosa del pasado el decir que se paga poco”.

Albo apuntó que en Guanajuato siguen las inversiones y atraen a miles de empleados de otros estados.



“La prueba es que hay obra en todos los parques industriales. Hay mucha oferta de trabajo y sigue detonando el dinamismo en todo la entidad”, añadió.

Por su parte, Ramón Alfaro Gómez coincidió en que hay mucha oferta de trabajo en León y esto se ve reflejado en los anuncios de contratación que ponen las empresas por diferentes medios.

“Tenemos en León la tasa de desempleo más baja de los últimos 10 años. Estamos en un 3.3 %. Hace una década alcanzó hasta el 5%. Uno de los ‘buenos problemas’ que hay en León es la sobreoferta de trabajo que hay”, añadió Alfaro Gómez.

‘Se va gente que aprendió por años’

La diversidad de sectores que en Guanajuato requieren de personal ha generado que algunos tradicionales como el calzado se vean afectados con un alto porcentaje de rotación de su gente, señaló Luis Gerardo González, presidente de la CICEG, que habló sobre el tema. 

-¿Qué tan alto es el porcentaje de rotación en el sector calzado?

Gracias a Dios hay una gran cantidad de demanda de empleo, han llegado muchas empresas a Guanajuato y vienen varios factores positivos como son que existen más opciones para la gente, se manejan mejores sueldos y esto genera una mejor calidad de vida; sin embargo los empresarios sufrimos porque hay menos empleados disponibles, mayor rotación y se nos va gente que ha aprendido por muchos años... y reponerlos está siendo difícil”.

-¿Tiene cifras del porcentaje de crecimiento que se registra en rotación del personal?

No tenemos un dato; porque son cifras que maneja cada empresa de forma individual. En el IMSS se maneja un crecimiento de empleos en el calzado y la realidad es que tenemos una deficiencia importante, habría que considerar que en muchos casos es debido a que por la múltiple oferta de empleos en otros sectores, los empresarios del calzado han asegurado a su personal para retenerlo”.

-¿Cómo industria tienen detectadas las causas por las qué la gente se va de las empresas?

La primera causa es la generación de millenials, que son personas que buscan cumplir sus objetivos en muy poco tiempo, son “cortoplazistas”, están conectados por todos lados y son pocos estables. Otro punto es que en el calzado en las temporadas de alta producción y ante la falta de personal crece el número de horas a laborar y aunque son pagadas, la gente prefiere que se le pague menos pero salir temprano, uno más es el abuso en la cultura de supervisores, abusan de sus compañeros, existe gente que se sube a un ladrillo y se marean, aunado a presiones que en ocasiones sufren las mujeres.

Van por jefas de familia

El dirigente zapatero Luis Gerardo González informó que en alianza con la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable  trabajan en una estrategia que permita la incursión de mujeres jefas de familia en el sector calzado.

González García señaló que aunque las mujeres integran ya casi la mitad del personal en las fábricas, la idea se enfoca a mujeres de polígonos en desarrollo que puedan encontrar opciones de medio tiempo y generar un ingreso para sus familias.

“Es un plan de acción con SDES para incorporar a mujeres que necesitan de un ingreso en la periferia, sin embargo el cuidado de sus hijos, la lejanía, los horarios que ofrecen actualmente en las diversas industrias lo hace complicado. Para eso tenemos que trabajar traslados, en la falta de guarderías y habrá que capacitarlas”.

Dijo que los zapateros ya trabajan para concretarlo.



“En la Ciceg su área productiva tiene un plan junto con Economía del estado que ya se ha dado a conocer en la app de la Ciceg, en conferencias en la Cámara, por whatsApp a un grupo que tenemos de 150 jefes de capital humano del mismo número de empresas agremiadas para ver cómo vamos incorporando a estas personas”.

Sobre si existe la idea de cambiar en materia de horarios, señaló.

“Hay fracciones en el calzado que pudiéramos tener, en lugar del horario completo, que vinieran medio tiempo con sueldos de medio tiempo, para el momento ya sea por las mañanas o por la tarde de acuerdo al horario en que tengan a sus hijos en la escuela por ejemplo y pensamos que puede ser una buena solución que nos ayude a disminuir la falta de personal en la industria. Pero es cambiar la cultura de trabajo y no está fácil; la gente no está respondiendo de forma masiva, es una semilla que tenemos que sembrar, cuidar, acompañar, arreglar, replantear para que en un tiempo detone. Mientras en el corto plazo estamos batallando de forma importantísima por la falta de obreros”.