Llevan tequila a nuevos mercados

Llevan tequila a nuevos mercados

Negocios
|

Antes de exportar a Estados Unidos, la marca de tequila Tromba ya tenía presencia en Australia y Canadá.

Antes de exportar a Estados Unidos, la marca de tequila Tromba ya tenía presencia en Australia y Canadá. Foto: Especial  


Desde hace siete años, Rodrigo Cedano comenzó a elaborar tequila blanco, reposado y añejo bajo la marca Tromba, para exportación, y aunque una elección natural habría sido iniciar con Estados Unidos, por ser un mercado cercano y familiar para el tequila, comenzaron explorando otras naciones.

El primer país al que llegó la marca fue Australia, luego a Canadá y finalmente a Estados Unidos, sin embargo, es Canadá el país que consume actualmente el 70 por ciento de las exportaciones de la marca.

"Entramos primero a Australia y al año siguiente entramos a Canadá. Ahorita el mercado que más nos consume es Canadá. En números de Tromba, estamos exportando aproximadamente el 70 por ciento a Canadá (...), Australia debe estar ahorita en un 15, 20 por ciento y Estados Unidos en un 10 por ciento", compartió Cedano.

Hace siete años, Australia y Canadá eran mercados prácticamente vírgenes para el tequila, platicó Cedano, por lo que la estrategia de la marca fue comenzar con un proceso de capacitación sobre el origen y consumo del tequila.

"Empezamos a educar mucho al consumidor, las marcas desplazaban botellas pero no se dedicaban tanto a capacitar (en esos mercados), carecían mucho de la capacitación así al detalle. Como van y se venden los vinos de mesa, que van y te explican el cómo, el por qué, de dónde (son), así muy al detalle. Eso hicimos nosotros con el tequila", agregó.

MURAL publicó que las exportaciones de tequila están de récord este año, con 121.9 millones de litros enviados al extranjero entre enero y julio, la cifra más alta para un periodo similar desde que comenzó el registro del Consejo Regulador del Tequila (CRT) en 1995.

Cedano indicó que el éxito del tequila en el extranjero se debe a que los consumidores han aprendido a conocer la bebida y demandan productos de mayor valor, con procesos más cuidados.