Periódico am | Corredor Industrial

Corredor Industrial

Opinión
|

MODELO COOPERATIVO CON OPORTUNIDAD EN SECTOR ENERGÉTICO.


Oportunidad.


Publicidad
En México existen 10 mil cooperativas que integran a alrededor de 10 millones de personas, y aún existen sectores con oportunidad para desarrollar nuevas opciones cooperativistas, considera Ramón Imperial, presidente del Consejo de Administración de Cooperativas de las Américas.
Para quien fuera director de la Caja Popular Mexicana, la cifra pareciera poco representativa si se considera que en México existen 130 millones de habitantes; sin embargo, mencionó que la mayor parte de los socios cooperativistas son la madre o el padre de familia, situación que genera un mayor impacto.
Cooperativa Pascual, Cruz Azul y Caja Popular Mexicana, son las marcas que mayor presencia tienen en México y que destacan por contar con un modelo de negocios sano y en ascenso, aunque nuevos personajes interesados podrían voltear hacia sectores como el energético.
Imperial explica que estas sociedades de ahorro podrían generar electricidad aprovechando la apertura de la reforma energética para funcionar con esquemas corporativos y el excedente de energía venderlo a la CFE.
Otro sector que tiene potencial para estas sociedades de ahorro y crédito en México es el de las viviendas y servicios públicos en áreas como alcantarillado y drenaje, los cuales se han logrado desarrollar en países como Argentina.
 



Sufren por financiamiento.
Pero no todas las cooperativas han logrado su consolidación y varias de ellas sufren debido a la falta de financiamiento y una estructura organizada que les permita integrarse para cubrir desde la producción hasta la entrega del producto al cliente.
Y es que por increíble que parezca, en México la Ley prohíbe la incorporación de personas morales a las cooperativas de ahorro y crédito, razón que genera una complicación para que varias de estas sociedades formen un eslabón entre sí.
Por esa razón, actualmente existen algunas que son de productos como café, que pese a contar con un artículo de calidad no se refleja el esfuerzo en sus ganancias y se ven obligados a venderlo a intermediarios, quienes sí tienen la posibilidad de colocarlo en el cliente final tanto en México como en el extranjero.
Para el Presidente del Consejo de Administración de Cooperativas de las Américas, lo más acertado sería que todas estas sociedades de ahorro y crédito estuvieran interconectadas para poder hacer negocios entre ellas.
Entre los cooperativistas tienen identificado que se debe promover un cambio en la ley, y una de las personas que está trabajando para que la situación cambie es Norma Hernández, presidenta de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social de la Cámara de Diputados.
 



Propone cambios.
Otro reto en el que trabaja la funcionaria es en impulsar recursos que permitan generar más cooperativas y unidades de producción social en México, pero también de la parte de investigación.
En este año ha sido difícil establecer unidades nuevas, lo que ha hecho el Instituto Nacional de Economía Socail (INAES), de acuerdo a Norma Hernández, es sólo mantener, ayudar o apoyar a las que ya son exitosas.
Detalló que están trabajando en la iniciativa de ley que permita fortalecer al sector  realizando las consultas necesarias, pues ya existe un proyecto que México presentó al gremio cooperativista la semana pasada y ahora se está consultando con las demás organizaciones.
Hernández reiteró que es fundamental quitar el candado que no permite que entre estas sociedades exista precisamente cooperación al evitar que las de ahorro y préstamo tengan como socios a otras cooperativas.


 


Piden espacio.
Para Apolinar Ortiz Hernández, representante del Consejo Superior del Cooperativismos y miembro del Consejo de Administración de la Cooperativa Cruz Azul, el sector de las cooperativas debería tener participación directa en la renegociación del TLCAN.
Comentó que tanto la economía privada como la pública están al frente, pero las cooperativas que pertenecen al sector social están ausentes en dichas negociaciones.
Señaló que las cooperativas en México han pasado por procesos complicados donde no ha existido la integración suficiente, y acepta que si este sector estuviera hoy conjuntado no habría razón para no ser partícipes en las renegociaciones, pensando incluso en buscar beneficios que permitan el desarrollo de los cooperativistas en México.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx