Periódico am | Rentan vecinos del Metropolitano su casa, estacionamiento ¡y hasta baños!

Rentan vecinos del Metropolitano su casa, estacionamiento ¡y hasta baños!

Local
|

Los colonos preparan sus casos y terrenos para recibir a cientos de visitantes a los que ofrecen servicios diversos

Juan José Morales comenzó ofreciendo en su casa el servicio de dos baños y ahora cuenta con un estacionamiento, más baños e incluso regaderas que pone al servicio de los visitantes. Fotos: Francisca Zaragoza


Juan José Morales Guardado, mejor conocido como don Pepe, ya comenzó a echar todas sus cosas “debajo de la cama” para hacerle “un campito” a los cientos de automovilistas que buscarán un lugar dónde estacionar durante el Festival Internacional del Globo (FIG) este año.


Publicidad
Don Pepe vive en la calle Tilo, de la colonia Valle Hermoso, a unos cuantos metros de uno de los accesos al Parque Metropolitano, por lo que ya comenzó a preparar su vivienda para poner al servicio de los visitantes su cochera, su regadera, baños y, por qué no, también la azotea.


“Hace seis años comencé rentando dos baños que tenía, pero poco a poco me di cuenta de que no eran suficientes y me di a la tarea de construir otros baños”, cuenta.


Aunque al principio el negocio sólo eran un par de baños, ahora el domicilio de don Pepe presta el servicio de estacionamiento a más de ocho carros, cuenta con regaderas y más de cinco baños, que, con ayuda de su hermana y sobrina, mantendrá impecables para el uso de damas y caballeros.


“Los baños tendrán costo de cinco pesos, estarán limpios, habrá papel y agua; la estacionada será de 100 pesos por todo un día, y para los que se sientan ‘chamagosos’ el regaderazo con agua caliente es de 50 pesos”, platicó don Pepe.



Con su vivienda bien acondicionada, José no desperdiciará ni un rincón de su casa, pues también rentará su azotea por la módica cantidad de 300 pesos por casa de campaña para quienes quieran acampar.


“Mi azotea está disponible por 300 pesos, para casas de campaña, máximo ocho personas, además, con baño ilimitado y estacionamiento para un carro”, añadió don Pepe, para quien la temporada del FIG es como pan caído del cielo, pues los ingresos el resto del año no son muy favorables.


“El espacio es reducido y los coches estarán mejor cuidados, ganan los visitantes y gano yo, pues no deja de ser trabajo y gran responsabilidad cuidar algo ajeno”, explica.


En la misma situación que se encuentra don Pepe, está el resto de los vecinos, como Juan, que en un terreno cuidará más de 10 carros a cambio de una cooperación voluntaria.



O el señor Fernando, que desde temprano comenzó a retirar la hierba para usar el terreno de su mamá como estacionamiento y fonda.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx