Periódico am | No es lo mismo...

No es lo mismo...

Opinión
|

#SumandoEsfuerzos.


Su renuncia fue producto de la presión por denuncias sobre la utilización de recursos públicos para la promoción de su imagen ante su aspiración a la candidatura a la gubernatura de su partido, así fue como salió Diego Sinhué Rodríguez Vallejo de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu).


Publicidad
 


Después de eso, el delfín del Gobernador Miguel Márquez Márquez entró en silencio, claro, ya no es lo mismo como cuando utilizaba el presupuesto para aparecer en los medios, en entrevistas promocionadas a diestra y siniestra; ya no es lo mismo usar un programa social dirigido a miles de personas y relacionarlo directamente con su persona que asistir a eventos menores sin el gran electorado que representan los beneficiarios; ya no es lo mismo trasladarse a los eventos del PAN en su vehículo personal que en el helicóptero del Gobierno del estado.


 


Ya no es lo mismo decir Diego Sinhué, así a secas, que Secretario de Desarrollo Social con miles de millones de pesos a su disposición para IMPULSAR su imagen.


 


Pero nada de esto fue tomado en cuenta por parte del Tribunal Estatal Electoral de Guanajuato (TEEG) al menos para emitir una amonestación, ya ni hablar de una sanción contundente que castigue conductas que evidentemente son violatorias de la Ley pues se utilizaron recursos públicos, por cierto, destinados a los guanajuatenses con mayores carencias, para hacer una promoción personalizada con fines electorales.


 


De nada sirvió que un Senador de su propio partido denunciara el uso de recursos públicos para promover su imagen ante una evidente intención de ser candidato a la gubernatura del PAN, que ya se había confirmado con un destape de “yunquistas” en Silao.


 


De nada sirvió que se descubriera una reunión de funcionarios del gobierno estatal un sábado en un hotel de Celaya, pagada con recursos públicos, para dar instrucciones sobre el manejo de las encuestas de la Secretaría; de nada sirvió la denuncia de que esas encuestas eran para posicionar mañosamente el nombre y la imagen de Diego y vincularlo al programa IMPULSO.


 


Es absurdo e increíble que todo esto pasó inadvertido por las autoridades electorales, lo que significa una carta abierta para seguir violando la Ley tanto por Diego Sinhué como por el gobernador Miguel Marquez, su jefe; así lo hizo él cuando era también Secretario de Desarrollo Social y así lo hacen ahora. En ese entonces no pasó nada, y ahora tampoco.


Hasta la próxima.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx