El costo del futbol profesional

Deportes
|

Palabras más, palabras menos. El futbol es caro, cuesta mucho y no es un negocio para todos.

El futbol es caro, cuesta mucho, y no es un negocio para todos. Ya  se debería saber.  Foto: Especial.


Estas son las condiciones actuales de apoyo e incentivos fiscales bajo los que opera Grupo Pachuca en el León:
*100 mil pesos de renta al mes. Se les devuelven 95 mil pesos para  mantenimiento.
*Libre usufructo de los terrenos que son usados como estacionamiento.
*Se eliminó el impuesto del dos por ciento sobre espectáculo deportivo.


Son apoyos y estímulos fiscales para empresarios que no son de la ciudad, para que puedan administrar un equipo de la Liga Mx.


Publicidad
Equipo que en siete años ha logrado un título del ascenso, un ascenso, y un bicampeonato. Además, logró que regresara al estadio León una Selección Nacional. Fue la Sub 23, selección olímpica.


Así, son socios comerciales de la ciudad. Ayudan a la difusión de la ciudad a nivel nacional e internacional. El equipo influye en el aumento del consumo en bares  y restaurantes. Además, genera empleos de manera directa a indirecta. Consume productos de empresas guanajuatenses, ayuda a su crecimiento. 


Dicho por los propios empresarios de la ciudad, el Club León ayuda a generar un ambiente sano y positivo entre sus trabajadores. Cuando el equipo anda bien, los trabajadores se ausentan menos, trabajan mejor. 


¿Por qué mantener los apoyos e incentivos fiscales a una empresa privada como el Club León?


Yo preguntaría, ¿por qué no?


Si no se hace de esa manera, no habría equipo, no en esta ciudad, no con nuestra economía y no en el mundo de la Primera División. 


¿Para quién es atractivo entrar al actual modelo de negocio de la Liga Mx? Valores de mercado irreales, donde no hay tabuladores que controlen los precios, todo es se basa y rige mediante especulación y donde no entran las leyes que nos rigen a todos, porque la FIFA no lo permite.  


No son, precisamente, condiciones que alienten a nuevos inversionistas.


Sin estos apoyos e incentivos, que tanto se critican, difícilmente habría equipo de Primera.


El equipo León ayuda a generar, como negocio particular, una derrama económica en la ciudad  y en el Estado. Es deber de cualquier gobierno ayudar y colaborar a que se generé riqueza en sus territorio. Un equipo de futbol lo hace.


Mucha gente señala y critica que se le den ese tipo de ayudas e incentivos fiscales a una empresa como la que es propietaria del León. La pregunta es: ¿Qué empresario de la ciudad, aún y con esa ayuda, le entraría a no sólo comprar una franquicia, sino además tenerlo en el punto de exigencia de la afición de esta plaza?


¿Qué empresario leonés le entra al ruedo y pone la muestra comprando una franquicia en el Ascenso por cinco millones de dólares? Armarla desde cero y ascenderla. 


¿Quién le entra y compra  todo un plantel de 22 a 24 jugadores, y logra un bicampeonato?


¿Qué empresario tiene la solvencia para además de eso, aguantar una nómina competitiva?


¿Qué empresario cuenta con el conocimiento y experiencia para gestionar equipos de futbol profesional exitosos y apostar su patrimonio?


¿Quién en la ciudad tiene una estructura para abastecer un equipo profesional y no morir en el intento? Así le ha pasado a muchos: Antonio Leonardo en Chiapas; Carlos Chargoy en Puebla y Jaguares; Kleber Mayer en Irapuato; Axel Bulle en Querétaro; Jacobo Batarse con el León; Gerardo Vázquez Mellado con Querétaro; Amado Yáñez con Delfines; Carlos Ahumada con León y Santos; Mohamed Morales con el Veracruz...


¿Quién en esta ciudad tiene el dinero, pero sobre todo el conocimiento y la experiencia, para comprar jugadores, hacer un estadio nuevo, crear una casa club, tener un centro de formación y captación de talentos; la plata para hacer un estadio como el de Monterrey, con un modelo de negocio que le dé para comprar jugadores internacionales de gran renombre, como exige la afición de León, que no fracasen, que siempre lleguen, por lo menos, a semifinales; que internacionalicen al equipo, que creen una cantera exitosa, que vendan jugadores a Europa; que logren que las televisoras pasen todos su partidos en TV abierta y que además le dé para  poner los precios de los boletos más  baratos?


Además de eso, que el equipo juegue espectacular, que no se equivoque en las contrataciones, que no falle al elegir a los entrenadores y que además nunca, nunca más descienda.


Ah, y que además de volver a pagar el dos por ciento del impuesto sobre espectáculo deportivo, reciba cero apoyo de los gobiernos .


Señores, así no habría futbol en la ciudad.


No seamos ridículos, no hay otra forma de que haya equipo de futbol profesional. No estamos en Monterrey. No hay el dinero ni la pujanza social y económica para hacerlo.


Si el gobierno necesita apoyar e incentivar, que se haga, pero que se haga bien, fiscalizado y con cuentas claras.
Cierto, en esta ciudad hay muchas necesidades. Pero también es cierto que sin la inversión de recursos y talento de gente que sabe sobre el futbol profesional y el aporte del gobierno, no podría garantizarse la vida del Club León. 


Hoy se critica que el Gobierno ponga terrenos y recursos para que haya un nuevo estadio. Yo digo que es lo mínimo que pueden aportar cuando acá no hay, en la iniciativa privada, ni las ganas, ni el dinero, mucho menos la infraestructura ni la visión y recurso humano para hacerlo.


El futbol es caro, cuesta mucho, y no es un negocio para todos. Ya  se debería saber. 


¿La ciudad quiere un equipo de futbol? 


Ahí está el costo.  ¿Lo pagará?


Twitter: @pacovela