Kim Jong-un invita a presidente Surcoreano a Pyongyang

Kim Jong-un invita a presidente Surcoreano a Pyongyang

Mundo
|

Tras encuentro histórico entre las dos Coreas, hermana del líder norcoreano entregó invitación a Moon Jae-in en Seúl.

Foto: Agencias.

El líder norcoreano Kim Jong-un ha girado una invitación al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, para visitar Corea del Norte, reveló este sábado el portavoz Kim Eui-kyeom, luego del encuentro histórico entre delegaciones de alto nivel de ambos países.

 

Kim Yo-jong, hermana del dirigente norcoreano, la primera visita a Corea del Sur de un familiar de la dinastía gobernante de Pyongyang, le entregó la invitación a Moon de forma directa en un almuerzo en el palacio presidencial de Seúl.

 

Imágenes de la reunión del almuerzo en la Casa Azul, que fue transmitida en vivo por la televisión surcoreana, mostraron que Moon se sentó frente a Kim Yo-jong, en lugar de Kim Yong Nam, técnicamente el mayor oficial presente en la reunión, y jefe de la delegación.

 

"Kim Yo-jong ha comunicado de viva voz la invitación del presidente Kim Jong-un para visitar Corea del Norte cuando le convenga, diciendo que está dispuesto a reunirse con el presidente Moon Jae In lo antes posible", aseguró el portavoz de la Presidencia surcoreana, reportó la agencia de noticias Yonhap.

 

Los analistas notaron que Kim Yo-jong fue mostrada sosteniendo una carpeta azul adornada con un sello de oro, que luego colocó frente a ella, lo que llevó a la especulación en los medios de Corea del Sur de que podría contener una carta personal de su hermano.

 

La reunión de alto nivel habría sido impensable incluso hace unos meses, pero 2018 ha visto un acercamiento acelerado entre los dos adversarios en el periodo previo a los Juegos Olímpicos de Invierno.

 

Moon ha expresado su intención de utilizar los Juegos Olímpicos de Invierno como una oportunidad para hacer incursiones diplomáticas con el Norte y restaurar las comunicaciones normalizadas, tras meses de altas tensiones en la península.

 

Otros miembros de la delegación norcoreana presentes incluyeron a Ri Son Gwon, quien encabezó las primeras conversaciones en la Zona Desmilitarizada (DMZ) a principios de este año, y Choe Hwi.

 

Los participantes surcoreanos incluyeron a los altos funcionarios Jeong Eui-yong, Jo Myong-gyoon e Im Jong-suk, el principal secretario presidencial.

 

La reunión del sábado se produce después de un breve encuentro entre las dos partes en la Ceremonia de la Apertura Olímpica ayer viernes, en la que Moon estrechó dos veces la mano de Kim Yo jong.

 

La reunión inusual, que incluyó también un almuerzo organizado por el líder surcoreano, se inició poco después de las 11:00 horas locales y se acabó a las 13:46, señaló un funcionario de la oficina presidencial surcoreana, Cheong Wa Dae.

 

Las dos Coreas celebraron dos cumbres en 2000 y 2007, entre el fallecido líder norcoreano Kim Jong Il, padre de Kim Jong Un, y luego los presidentes surcoreanos Kim Dae Jung y Roh Moo Hyun.

 

En su discurso de Año Nuevo, Kim Jong-un extendió una rama de olivo y prometió prepararse para la participación de su nación en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang.

 

Pero Estados Unidos y Japón han advertido contra la "diplomacia de la sonrisa" de Corea del Norte, a través de la cual Pyongyang aparentemente intenta debilitar las sanciones económicas internacionales al acercarse a Corea del Sur.

 

Washington y Tokio están preocupados de que la postura conciliatoria de Seúl hacia Pyongyang pueda poner en peligro la cooperación trilateral para reforzar la presión contra Corea del Norte, y podría darle al país más tiempo para desarrollar armas nucleares.

 

Estados Unidos y Japón acordaron continuar ejerciendo la máxima presión sobre Corea del Norte en cooperación con el Sur hasta que Pyongyang tome medidas concretas hacia la desnuclearización.

 

Corea del Norte, por su parte, no ha mostrado signos de abandonar sus programas nucleares y de misiles, manteniendo su postura hostil hacia Washington.

 

El jueves, Pyongyang organizó un desfile militar, donde exhibió lo que parecían ser misiles balísticos intercontinentales capaces de lanzar una ojiva nuclear en cualquier parte de los Estados Unidos, en una amenaza apenas velada a Washington.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx