Artista orgullosamente guanajuatense

Artista orgullosamente guanajuatense

Local
|

Las obras de David han tenido mucha aceptación; ha expuesto en Puerto Vallarta y piedadenses han llevados sus trabajos a Estados Unidos.

Las obras de David han tenido mucha aceptación; ha expuesto en Puerto Vallarta y piedadenses han llevados sus trabajos a Estados Unidos. Foto: Andrea Verdín.


David Cázares Peña, es pintor desde hace 30 años; es orgullosamente piedadenses e incansable impulsor de los derechos de las personas con discapacidad.


Actualmente tiene 45 años y es el presidente del Comité Municipal para la Inclusión de Personas con Discapacidad en La Piedad (COMIPI), actividad que logra combinar con su pasión por el arte y especialmente por la pintura.


En diversas ocasiones ha hablado sobre su trayectoria como artista, pero en muy pocas ha mencionado el tema de su discapacidad. Según comentó, a la edad de 3 años contrajo poliomielitis, enfermedad que marcaría un rumbo distinto a su vida.


“Aún tengo fotos de pequeño donde estoy parado, pero en realidad nunca pueden hacer actividades como los otros niños, principalmente salir a jugar y correr por la calle. Luego a los 13 años de edad me tuve que someter a una operación de la columna ya que la enfermedad me estaba deformando los huesos... pasé un año internado en un hospital de la Ciudad de México, donde mi único consuelo y entretenimiento era hacer dibujos con material que me llevaba mi madre, quizá esta parte de mi vida la comparo con la de la pintora Frida Kahlo, quien también al estar postrada en una cama por sus enfermedades comenzó a pintar”, relató.


Después de una lenta recuperación, David Cázares tuvo que usar la silla de ruedas y depender de la ayuda de alguien para su traslado, y a pesar de que sus manos se iban deformando a causa de la poliomielitis, no dejó de pintar.


Pintar por inspiración 


Ante las adversidades que vivían a causa de su enfermedad, David decidió que la pintura al óleo sería su medio para expresar sus ideas, pensamientos y sentimientos. Él asegura no haber tomado de modelo a ningún pintor, aunque reveló su gran admiración por el trabajo de Frida Kahlo y Vincent van Gogh.


Trayectoria y proyectos 


“He pintado algunos 450 cuadros, afortunadamente hago obras para mis exposiciones y otras por encargo. Así que a diferencia de otros artistas puedo decir que yo vivo y cómo del arte”, señalando que en ningún momento de su vida se ha sentido discriminado o ha tenido barreras sociales para desempeñar su pasión.


En cuanto a su jornada laboral, detalló que un día normal de trabajo es de 8 de la mañana a 2 de la tarde; siempre comienza bebiendo café y pone música para relajarse, de esta forma le es más fácil concentrarse.


Pero ya no sólo busca plasmar su arte en lienzos, sino en diversos objetos como cruces de madera, planchas metálicas antiguas, botes de metal o cartón, caparazones y alhajeros, entre otros.


El trabajo de David ha tenido tal aceptación, que incluso ha expuesto obras en Puerto Vallarta, Jalisco; y otras han sido llevadas a


Estados Unidos por familias piedadenses que radican en aquel país.