Periódico am | Comparte Luis Arturo Hernández Saldaña lo que significa salvar una vida

Comparte Luis Arturo Hernández Saldaña lo que significa salvar una vida

Local
|

Paramédico desde hace 6 años, participó en rescate de personas por el sismo.

Luis Arturo dice estar enamorado de su profesión.


Durante estos primeros 6 años de paramédico, Luis Arturo Hernández Saldaña ha aprendido a dar aún más de él como persona para apoyar a la sociedad que requiere del servicio en caso de desastres o accidentes, por lo que sigue capacitándose para ayudar a quien lo requiere.


Publicidad
Luis Arturo tiene 32 años de vida y 6 de éstos entregados a Topos y Radio Auxilio Voluntario en La Piedad.


Señala que hace 6 años fue por una invitación de Aydé Vargas Morales, quien era su novia y ahora su esposa, ella lo invitó a participar en el curso de Topos.


Asegura que desde ese momento se enamoró de esta actividad que es poder servir a las personas que requieren de un apoyo prehospitalario, es por ello que dentro de estas instituciones (Radio Auxilio y Topos), ha continuado capacitándose asistiendo a diversos cursos para estar al día en la atención prehospitalaria.


Dijo estar agradecido con su esposa Aydé, con el Comandante Zeus y Stalin Rueda (QEPD), así como con el resto de sus compañeros, quienes le han abierto las puertas de dichas instituciones.


Tiene un gran amor el servicio a la sociedad y una de sus labores además de la atención a pacientes es la operatividad de las ambulancias, cuenta con un diplomado en Técnico en Urgencias Médicas “B”.


También se viene desempeñando dentro de la Brigada Internacional de Rescate de Topos Azteca (BIRTA), donde ha participado en el rescate de víctimas, como es el caso del reciente sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre del año anterior en la Ciudad de México.


Recuerda que el 19 de septiembre partieron a Juchitán Oaxaca para la entrega de víveres que recolectaron con apoyo de los piedadenses, pero ya en camino se les pidió el apoyo a Topos con motivo del sismo, por lo que tuvieron que cambiar la ruta y llegar a la Ciudad de México.


Dijo que el momento en la Ciudad de México fue triste, “ver de cerca las imágenes porque se escuchaban entre los escombros de los edificios gritos de personas que pedían apoyo para ser rescatadas”.


Luis Arturo dijo que se trabajó durante horas, pero al final se pudo rescatar a muchos sobrevivientes del terremoto de ese día.


Asegura que una de las reglas es que si ingresan 3 rescatistas a un lugar de desastre tienen que salir los mismos, además de las personas que se rescatan, es una manera de trabajar ya que se debe salvaguardar la integridad de quien rescata para poder auxiliar a quien se encuentra atrapado.


“Ese día mi vida quedó marcada por ver lo que ocurría, pero también me sentí satisfecho por poder ayudar a personas que se encontraban en una situación difícil, hay ocasiones en que no se puede hacer mucho en algún momento, pero siempre damos el mejor de los esfuerzos para lograr el objetivo que es el de salvar vidas”, señala Luis Arturo.


Asegura que esta actividad es de mucho sacrificio pero también de mucha satisfacción, porque en esos días sólo comían un bolillo con café y trabajaba de 15 a 18 horas.


Luis Arturo confirma que continuará con sus metas de seguir capacitándose, para estar a la vanguardia de las emergencias y mejorar el apoyo a la sociedad.


Por último, invitó a los jóvenes y niños a que hagan realidad sus sueños, “si quieren ser policías, bomberos o paramédicos, pero sin descuidar sus estudios que es la base de su vida”, finalizó.


 


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx