Lo distinguen con escultura
Lo distinguen con escultura

Lo distinguen con escultura

Vidas
|

La Primera Jornada Cultural Roberto Plasencia Saldaña concluye con la develación de una estatua en su honor.

Autoridades municipales y estatales, así como familiares, fueron los encargados de realizar la develación. Foto: Maricela Maceira Segundo


El Teatro del Bicentenario fue el punto de reunión para el cierre de la ‘Primera Jornada Cultural Roberto Plasencia Saldaña’ realizadas por el Forum Cultural Guanajuato, en homenaje al iniciador del proyecto.
Antes dar inicio a un concierto a cargo de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato, autoridades municipales y estatales honraron la memoria del empresario leonés Roberto Plasencia Saldaña (+), con la develación de un busto del visionario y con la primera entrega de reconocimientos a ciudadanos, que al igual que Plasencia Saldaña han buscado el desarrollo social y cultural de León.
Miguel Márquez Márquez, gobernador del Estado; Héctor López Santillana, presidente municipal; Laura Elena Torres, viuda de Plasencia, hijos y nietos del homenajeado fueron los encargados de descrubir la escultura de bronce.
El trabajo elaborado por el artista Ricardo Motilla, busca captar la vida y obra que el empresario realizó a largo de más de cuatro décadas para encaminar a la sociedad leonesa por un mejor desarrollo a través de la cultura  y las artes.
Durante mes y medio, el escultor mexicano trabajó sin cesar en el busto de 2.60 metros pues, según sus palabras, Don Roberto no merecía menos.
“Fue una persona respetable y con el paso del tiempo lo vamos a seguir respetando; realicé el trabajo con el mayor respeto posible a una persona que se lo merece. Hacer este trabajo fue para mí un honor, afortunadamente lo conocí y sé que en León hay mucha gente como él, pero Don Roberto nos va a hacer falta”, expresó el autor de la obra.
El trabajo permanecerá en el vestíbulo del Teatro para que los visitantes vean la imagen del hombre que ideó el recinto.


Reconocen labor altruista


Por primera vez autoridades municipales, estatales y directivos del Forum Cultural Guanjuato reconocieron a asociaciones leonesas que han destacado por su labor social, con el nuevo Mérito Ciudadano ‘Roberto Plasencia’.
“Don Roberto fue una persona que siempre buscaba mejorar su empresa, pero también cómo dejar huella, cómo trascender y servir a los leoneses. Por ello hoy estamos aquí, para demostrarle esa gratitud”, señaló Miguel Márquez Márquez.
“Hoy más que nunca necesitamos reconocer los buenos ejemplos, los ciudadanos que hacen las cosas bien y que trabajan por el progreso de León, aquellos que se compromenten con su comunidad y que han destacado en el ámbito social y que han impactado en la vida de los demás”, añadió.
Rafael Eugenio Yamín Martínez, presidente de Fundación León; Graciela Orozco Pacheco, Academia de Artes y Oficio Renacimiento y Lourdes Arena de Orozco , directora general del Centro Cultural Imagina A.C. recibieron sus reconocimientos por los trabajos filantrópicos que realizan.


Dan concierto 
In memoriam


Hace siente años un nuevo recinto teatral se inauguró para completar el pulmón cultural más grande de la región, esto gracias a la visión de un ciudadano leonés que, desde su palco de honor, gozó de un magno concierto en su memoria y cuyo espíritu se representó con una fotografía que se colocó en el escenario de la Sala Principal del lugar que ahora también lleva su nombre, el Teatro del Bicentenario ‘Roberto Plasencia Saldaña’.
Bajo la dirección de Roberto Beltrán Zavala, la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG), ofreció el primer concierto del año.
La primera pieza de la noche fue el Adagio para cuerdas del estadounidense Samuel Barber, la cual deleitó a la audiencia por su lenguaje armónico y notas apasionantes.
Tras la primera ejecución, la orquesta se complementó con el Coro del Teatro y los solistas Vanessa Salas, Rosa Muñoz, Jaime Castro y Daniel Cerón para ejecutar una selección del Requiem de Mozart.
Con una textura totalmente diferente a su antecesora, la última pieza escrita por el compositor austriaco  dio a la audiencia una ‘probada’ de la peculiar personalidad de su autor.
Tras un breve intermedio, la OSUG volvió al escenario y nuevamente la audiencia dio la bienvenida al orquestador que decidió guiar la última interpretación de la noche sin partituras al frente.
Con sutileza y destreza, Beltrán Zavala, orquestó a los músicos en la Sinfonía No. 5 en Mi menor de Tchaikovsky.
Los elegantes y melódicos primeros dos tiempos de la pieza encantaron al público, mientras que el tercer tiempo en forma de vals y el final de Andante maestoso – Allegro vivace se fundieron con genialidad para dar un final enérgico que emergió con naturalidad y que llenó cada espacio del recinto.
El cierre del concierto se dio con varios minutos de aplausos que no sólo se dedicaron a la OSUG sino a Don Roberto.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx