Es un ‘paseo de miedo’ caminar por La Sardaneta

Es un ‘paseo de miedo’ caminar por La Sardaneta

Local
|

Todo el día, ladrones con cuchillos, machetes y hasta dispositivos de electrochoques acechan a los transeúntes.

Las familias se tienen que acompañar para evitar ser víctimas de atracos. Fotos: José Antonio Castro


El recorrido entre Los Castillos e Ibarrilla a través del canal de la Sardaneta sigue siendo un paseo de riesgo para los vecinos de esta zona del norte de la ciudad. Bicicletas y celulares son el botín principal de los ladrones que “trabajan” a todas horas e impunemente.


Hace al menos cuatro meses, caminar entre la salida a San Felipe y la Ex Hacienda de Ibarrilla a través de este canal, se ha convertido en un paseo de miedo para quienes a diario deben transitar por la zona, pues entre áreas sin alumbrado público y asaltantes que acechan a toda hora, el riesgo es constante.


Habitantes y trabajadores se han percatado de los asaltos cotidianos: “En un día, cuatro bicicletas; al siguiente, otras tres; después, cinco”, narraron a am vecinos.



Desde las ocho de la mañana hasta bien entrada la noche, se aprecia la comisión de delitos, perpetrados por sujetos con navajas, machetes, puntas y hasta dispositivos de electrochoques.


Los habitantes saben dar señas e incluso ubican las viviendas de los responsables, que viven en la zona; pero pese a tales señalamientos y los reportes hechos a la Policía, los sujetos siguen libres.



Diana Reyes ya fue víctima de uno de estos robos: los asaltantes la despojaron de un celular y dinero: “Ya me tocó a mí apenas, y también me ha tocado ver cuando asaltan a otros y son los mismos”, contó.


A esta complicada situación aportan las fallas en la red de alumbrado público: en el tramo de un kilómetro entre las calles Bangladesh y De los Baluartes, éste no funciona.