Pega delincuencia en todo San Isidro
Pega delincuencia en todo San Isidro

Pega delincuencia en todo San Isidro

Local
|

Pocos vecinos de la colonia se han salvado de ser víctimas de los amantes de lo ajeno.

Cargar

El robo en San Isidro es por igual a casas y negocios. Fotos: Staff AM


La colonia San Isidro se ha vuelto de las “favoritas” de los delincuentes que, en moto, con camionetas y hasta tumbando puertas, han robado ahí. Van en grupo, ubican las casas, se brincan las bardas, van por las azoteas y nunca llegan sin un cuchillo o una pistola.


Como si se tratara de un juego de azar, los robos suceden en una casa sí y en otra no, las que no han corrido con suerte han sido saqueadas hasta dos veces.


Guadalupe Ornelas, ex presidenta de colonos, vivía en Paseo de los Cisnes y señaló que ahí los vecinos han “blindado” sus casas con cámaras, protecciones, y hasta malla eléctrica; también relató que una de sus vecinas que decidió no hacerlo, tras ser asaltada en dos ocasiones, la primera con arma blanca y la otra con pistola, se mudó.


Mismos ladrones



El año pasado, Alma fue víctima en dos ocasiones, la primera no quiso dejarse y se resistió al asalto; en el segundo intento también lograron “espantarla”.


Se me vino encima, forcejeamos, no me dejé y para no hacer el cuento largo, me dejó todo tirado aquí, se fue corriendo y me quedé en estado de shock; de repente vino un muchacho de la pizzería porque ya tenían al muchacho que me asaltó, le tomamos fotos y las compartimos”, contó la víctima, de la calle Colibríes.


Cerca de un mes después, se metió un sujeto por la azotea y cuando estaba por ingresar a la casa, los gritos de Alma y las llamadas de su hijo lo hicieron desistir, pero dejó unos lentes.


Me dejó unos lentes y le tomamos foto, cuando compartimos la foto (por el grupo de WhatsApp) de los lentes, mi vecino contestó que eran de él, era la misma persona que ya les había robado”, detalló.


El lunes, vecinos de San Isidro se manifestaron fuera de Presidencia Municipal para reclamar ser atendidos, pues en un año contaron 150 robos a casa habitación y tres intentos de violación. Señalaron falta de respuesta de las autoridades.


También ‘pega’ en negocios


De la casa de Alma, se dobla a la calle Paseo de los Mirlos y la historia se repite, pero en un negocio.


Por eso tenemos ya las rejas, entraron dos personas y nos amagaron con armas, juntamos dinero y pusimos la reja para sentirnos más protegidos, porque la policía ya no pasa”, cuenta una comerciante afectada.


Se han puesto horarios, por la mañana el local se mantiene abierto, pero en cuanto llega la tarde prefieren cerrar media puerta y “seleccionar” a quién sí atienden dentro y a quién desde afuera.


Sin puertas



En Paseo de los Quetzales, la ausencia de los dueños de las casas ha sido aprovechada por los delincuentes.


Nos fuimos a una boda en la tarde y cuando regresamos todo se veía normal por fuera, pero cuando entramos, nos encontramos con la sorpresa, nos dimos cuenta de que no, y la casa estaba toda al revés”, contó una vecina.


Con solo cruzar la calle, hay otro caso: salieron un domingo a misa y al regresar las puertas de su casa estaban abiertas.


Pero deja de eso, cuando nos dimos cuenta de que se llevaron las cosas, la chapa que me destruyeron, me la dejaron donde mismo, pero sin tornillos”, contó el afectado.


Sospechan de ex vigilante



Además, los vecinos están inquietos por un supuesto vigilante al que dicen no poder sacar  de la colonia, pues éste va y viene en motocicleta, aunque ya no se le paga para patrullar.


Un tiempo se le pagó, pero ahora, si preguntas, ya nadie lo contrata, ya nadie le paga y no tiene por qué estar aquí”, comentaron.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx