‘Mi niña no tenía la culpa de nada’
‘Mi niña no tenía la culpa de nada’

‘Mi niña no tenía la culpa de nada’

Local
|

Josefina relató a am cómo fue el ataque que acabó con la vida de su esposo y de su bebé de tres meses.

Los cuerpos de las víctimas fueron velados este martes. Foto: Staff AM.


"Nos tiraron a darnos también. No fue por error. Yo agarré a mi niña, y en cuanto me levanté, nos empezaron a tirar de lejos", recordó, con voz entrecortada, Josefina Ramírez Caudillo, madre y esposa de las víctimas asesinadas a balazos, la noche del domingo.


Sentada junto al féretro, donde yacía el cuerpo de su bebé, de apenas tres meses, Josefina contó que nunca pensó que esa noche sería la última vez que estaría con su esposo y su hija.



"Él (su esposo) vino por mí, aquí a mi casa, para llevarme a cenar; íbamos a llegar a ver a su mamá, por eso nos dirigimos hacia la colonia Independencia", recordó.


Al circular en su moto, por el cruce de las calles Esperanza y Ramal de Guanajuato, Josefina no se dio cuenta de que los seguían dos hombres, que se les emparejaron y les dispararon; ella no pudo identificar a sus agresores, los cascos les cubrían los rostros.


Los tres cayeron pero antes de que los atacantes acribillaran a Óscar, él alcanzó a decirle a su esposa que corriera con la bebé.


"Al tiempo que le tiraron, él me dijo: ‘agarra a la niña y corre, tú vete’. Pero sí, tiraron a darnos también", contó.


Unos jóvenes pasaban por el lugar y, al encontrarlas heridas, las subieron a una camioneta y las trasladaron al Hospital General de Silao... pero la pequeña ya no presentaba signos vitales.



Josefina creía que su bebé estaba ilesa, pues eso le dijeron los médicos, sin embargo, al retirar los cobertores que la cubrían, se dieron cuenta de que tenía un balazo en el pecho, que le atravesó por el cuello.


"Yo ahorita me siento muy mal por lo que le pasó a mi niña...fueron injustos conmigo, mi niña no tenía la culpa de nada. Nosotros no sabíamos ni qué", relató entre lágrimas.


Reprocha desatención 



Josefina aseguró que hasta la tarde de ayer, ni el alcalde Juan Antonio Morales Maciel, ni algún otro funcionario se habían acercado a ofrecerles apoyo por el asesinato de su bebé y su esposo.


"Sólo se han acercado los del Poder Judicial, porque vienen a preguntarme qué fue lo que pasó, hasta me pusieron una patrulla para que estuviera aquí cuidando", dijo.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx