Periódico am | Participan niños en tradición

Participan niños en tradición

Local
|

Decenas de niños formaron parte de la tradición, iban cargados con kilos de 'pólvora artesanal'.

Se atendieron a cerca de 60 personas con lesiones leves. Foto: Jesús Valencia.


No sólo los adultos participaron en ‘Los Truenos’ de San Juan de la Vega, también decenas de niños, algunos acompañados por sus padres formaron parte de la tradición. Comentaron estar conscientes del peligro, sin embargo esto no los detiene para participar.


Con edades que iban desde los siete años hasta los 16, niños y adolescentes de la comunidad participaron como cualquier adulto en tan explosiva celebración.


Pese a que algunos eran acompañados por sus familiares, la mayoría acudieron al festejo por cuenta propia, cargados con kilos de ‘pólvora artesanal’ y un mazo de casi seis kilogramos de peso.


Al entrevistar a un grupo de menores, autodenominados ‘niños del trueno’, dijeron saber el riesgo que corren al acudir solos, sin embargo esto no los detiene ya que su pasión por esta tradición es mayor.


“Pues si esta peligroso, a mí ya me han tocado varias pedradas por los cuetes pero pues sigo viniendo. Mis papás siempre me regañan pero aun así sigo”, comentó un menor del grupo.


Lesiones menores 


Con saldo blanco concluyó la festividad de ‘Los Truenos’, en honor a San Juan Bautista, de la comunidad San Juan de la Vega, Celaya.


De acuerdo con Protección Civil (PC), sólo se atendieron a cerca de 60 personas con lesiones leves.


Durante la celebración también se incendió una mochila, en la que un grupo de jóvenes transportaban cerca de ocho kilogramos de ‘pólvora artesanal’, sin que se registraran lesionados por este hecho.


De acuerdo con Iram Álvarez de la Rosa, director de Protección Civil y Bomberos de Celaya (PC), la festividad con explosivos que se realizó a las afueras de la comunidad concluyó con saldo blanco.


Dijo que se atendió a 62 personas, 58 en el lugar y otras cuatro trasladadas al Centro de Salud de la comunidad, sin que fuera necesaria su hospitalización ya que sólo eran heridas superficiales.


Esto sin contar a todos los participantes que no quisieron recibir la atención médica por parte de los paramédicos, argumentando que sus lesiones no eran de gravedad y que querían continuar detonando los explosivos.


"Así estoy bien, solo son lesiones de piedras que brincan y además quiero seguir en los truenos" comento el joven Luis Ángel, participante.


Durante la festividad también trascendió que una mochila, en la que se transportaban casi 8 kilos de pólvora se incendiara, esto debido a la temperatura y a la fricción a la que fueron sometidos los envoltorios.


Afortunadamente de este hecho no se registró ningún lesionado, ya que por tratarse de una sustancia granulada y de fácil combustión, el fuego y el humo se disiparon a los pocos segundos de haber iniciado, dejando sólo pérdidas materiales.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx