Periódico am | Un recinto con historia

Un recinto con historia

Local
|

A 471 años de la fundación de Irapuato, el Templo del Hospitalito forma parte importante de esta historia

Es considerado el primer templo de la ciudad. Foto: Especial


Hoy, 15 de febrero, a 471 años de la fundación de Irapuato, de acuerdo con la historia oficial, también se rinde homenaje a Francisco Hernández, Esteban Gamiño, Andrés López y Antonio Francisco de Sixtos quienes son considerados los primeros pobladores de la ciudad.


Publicidad
Cabe mencionar que existen dudas sobre la fecha de la fundación ya que en el Archivo Histórico de Guanajuato, capital, se señala el 30 de abril de 1556 como día su fundación sin embargo por tradición continúa celebrándose el “15 de febrero 1547”.


Así también se celebra al principal benefactor de los indios tarascos y otomíes que habitaban en la zona, Don Vasco de Quiroga, quien además se considera responsable de la edificación del templo más antiguo de la ciudad, el Templo del Hospitalito.


Alrededor del año 1550, como parte del Hospital de Indios don Vasco de Quiroga, el Templo del Hospitalito ubicado en el Centro Histórico, se construyó inicialmente como capilla.


El historiador Jesús Martínez Hidalgo señaló que el nombre original de este recinto era Templo de Nuestra Señora de la Misericordia de los Indios Tarascos y con esto se señala a la primera patrona de Irapuato y el inicio del barrio indígena del siglo XVI. La capilla fue terminada en el año 1713.


“Si la capilla se inició en el siglo XVI, el interior se terminó en el año 1713, dato que aparece en la clave del arco formero sobre el presbiterio: “Año de 1713”, señaló.


Por otra parte, la fachada fue terminada hasta el año de 1733, como lo señala la siguiente inscripción en la portada “lo entalló Crispin Lorenzo 1733” .Su edificación, es similar a otros templos que se fundaron en la ciudad de México y la provincia michoacana, aunque no existe prueba documental de ello  la tradición lo señala, al igual que su nombre: Templo del Hospitalito, el cual hace referencia a su origen y dependencia.


“La imagen escultórica, hecha de pasta de caña de maíz pero con escuela española que se encuentra ahora en el nicho izquierdo del retablo mayor, representan a su titular y en el centro del mismo se venera a la imagen del Señor de la Humildad, que la devoción ha modificado por Señor de la Misericordia, fabricado igualmente con pasta de caña de maíz, técnica local, y atribuible a manos indígenas con la dirección de Tata Vasco” añadió Martínez Hidalgo.


 


Intentaron demolerlo


El historiador Jesús Martínez Hidalgo, resaltó que a lo largo de estos años, en varias ocasiones se intentó destruir el recinto, en una de ellas para construir oficinas federales, sin embargo, en ambas ocasiones fueron rechazadas estas peticiones por los gobiernos municipales y estatales.


“En 1916 se pidió permiso a Don Venustiano Carranza para destruir el edificio, pues se consideraba un estorbo para la circulación de las calles Guillermo Prieto y Cortázar y que contrastaba con la arquitectura de los edificios que la rodean, afortunadamente no se autorizó (…) en 1917 se pensaba destruir el templo y construir oficinas federales, pues las que se tenían en ese entonces funcionaban en casas particulares, la petición se hizo al Gobernador y tampoco se autorizó”, refirió.


 


Estilo por mandato


Sobre el estilo arquitectónico del templo se dice que los actuales altares laterales y el mayor con su retablo son neoclásicos y son producto del mandato de la iglesia católica que en el siglo pasado precisaba que la madera dorada era para la hoguera, así lo dio a conocer el historiador.


“La fachada es barroca por las características de composición de sus diferentes elementos, tales como: columnas salomónicas pareadas y arquitrabadas en toda la extensión de la portada, y sus molduraciones tan pródigas todas relacionadas iconográficamente con Cristo”, dijo.


 


Restauran el recinto


En el marco de los festejos por el aniversario de la Fundación de la Ciudad, el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, el gobernador, Miguel Márquez y el Obispo Enrique Díaz Díaz, inauguraron las obras de restauración e iluminación del templo de la Misericordia y el Hospitalito, en cuyos trabajos se invirtieron 5 millones de pesos por parte de la Secretaría de Obra Pública del Estado.


En su mensaje, el Presidente Municipal agradeció el regalo que el Gobernador hizo a los irapuatenses en éste día de fiesta, reconoció que el mandatario guanajuatense cumple con su palabra, pues el anuncio de las obras lo realizó el año anterior en el marco del 470 Aniversario de Fundación de la Ciudad, y hoy el Templo del Hospitalito luce esplendoroso, totalmente remozado e iluminado para destacar como punto de referencia en los 471 años de la Fundación de Irapuato.


Por su parte, Márquez Márquez externó que Irapuato se merece una obra de ésta envergadura por ser el centro neurálgico de Guanajuato, porque le da identidad a su gente, porque no se concibe que al ser el Templo del Hospitalito uno de sus referentes en la historia, no presentara condiciones dignas y por ello la decisión de invertirle recursos.


En la explicación técnica, el secretario de Obra Pública, Jorge Arturo Durán Miranda, informó que la inversión fue de 5 millones de pesos, y un punto a destacar es la iluminación computarizada y moderna con equipo y tecnología de punta que sólo poseen inmuebles históricos protegidos por el


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx