La finca favorita del 'Jefe Diego' está en Guanajuato

La finca favorita del 'Jefe Diego' está en Guanajuato

Local
|

Fernández de Cevallos posee tres propiedades en Jerécuaro, 322.4 hectáreas de superficie en total, en las que desea ser sepultado.

Imagen de un video en YouTube donde puede verse a Diego Fernández recorriendo su rancho.


El ex candidato presidencial panista, Diego Fernández de Cevallos, posee una propiedad en territorio guanajuatense con un valor de más de 42 millones de pesos que adquirió en 2008 a pocos meses de terminar su periodo como Senador de la República.


El polémico político y abogado, conocido como “El Jefe Diego”, parece tener especial afecto por su propiedad guanajuatense, pues en la reciente edición de la revista Proceso en que contó detalles sobre su secuestro y repartió críticas y reproches, aseguró que espera ser sepultado en ella.


La ex Hacienda La Barranca ubicada en el municipio de Jerécuaro, tomó relevancia en marzo del 2016 cuando Fernández de Cevellos festejó u cumpleaños 75 y la delegada de Miguel Hidalgo en la Ciudad de México, Xóchitl Gálvez Ruiz, realizó una transmisión en vivo a través de la red Periscope, evidenciando a varios políticos, empresarios y líderes religiosos que asistieron.


A través de documentos del Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC) de Jerécuaro en poder am, se pudo conocer que Fernández de Cevallos compró al menos tres propiedades que en total suman 322.4 hectáreas de superficie por las que pagó 42 millones 710 mil pesos. Sin embargo, en una publicación del Semanario Proceso, de marzo del 2016, se mencionó que la hacienda cuenta con una superficie de 800 hectáreas que compró al empresario ganadero Fernando de la Mora.


El inmueble se ubica sobre la Carretera Estatal 421, aproximadamente a 25 kilómetros de Querétaro y a 30 kilómetros de Jerécuaro, cuenta con extensos jardines, lagos artificiales, salón de fiestas, caballerizas, un templo y una presa, entre otras características.



De acuerdo al libro “Haciendas de Guanajuato”, del escritor Isauro Rionda Arreguín, el inmueble propiedad de Diego Fernández de Cevallos data del siglo XVII y fue utilizada por los jesuitas, quienes le dieron el nombre que tiene actualmente.


De este lugar salió el 14 de mayo del 2010 rumbo a su rancho La Cabaña en el municipio de Pedro Escobedo, Querétaro, donde fue secuestrado cerca de las 11 de la noche y liberado el 20 de diciembre del mismo año, tras siete meses y seis días de cautiverio. Una de las líneas de investigación que sigue la PGR sobre el secuestro del panista, es que al parecer fue plagiado por la banda del ex guerrillero chileno, Raúl Escobar Poblete, conocido como el “Comandante Emilio”, detenido en mayo pasado en San Miguel de Allende.


En recientes revelaciones que hizo sobre su secuestro, Diego Fernández le confesó al periodista Álvaro Delgado que no ha pensado en la inscripción de su epitafio, pero que ya decidió que sus restos descansen en la capilla de la ex Hacienda La Barranca en Jerécuaro. 


Fiesta de 75 años


El 12 marzo del 2016, la delegada de Miguel Hidalgo Xóchitl Gálvez Ruiz, acudió al festejo de los 75 años de Fernández de Cevallos en la ex Hacienda La Barranca y transmitió en vivo el acontecimiento a través de Persicope, lo que generó una gran polémica por la presencia de los personajes que acudieron.


Entre los asistentes estuvo el actual precandidato del PAN Ricardo Anaya, los ex presidentes de México Carlos Salinas de Gortari del PRI y Felipe Calderón Hinojosa del PAN. 



También acudieron el empresario Carlos Slim, José Cordova Montoya, jefe de la Oficina de la Presidencia en el sexenio salinista y Arturo Chávez Chávez, Procurador General de la República en la administración de Felipe Calderón. Además, Rafael Macedo de la Concha, procurador con el ex presidente Vicente Fox, el ex canciller mexicano Jorge G. Castañeda y el cardenal Norberto Rivera Carrera, entre otros.


“¿Por qué espantarnos de que estuviéramos ahí? Yo nunca me había encontrado con Salinas de Gortari, por ejemplo. ¿Por qué no puedes coincidir en un punto con personas que piensan totalmente distinto?”, agregó. “(Nos juntamos) Porque de alguna manera tenemos una empatía con Diego”, declaró Xochitl. 


Propiedades escrituradas


El 21 de diciembre del 2007, a un año y nueve meses de su último cargo público como Senador, Diego Fernández de Cevallos acudió a la notaría pública 35 de Querétaro, a cargo de Roberto Loyola Vera para escriturar tres propiedades en la comunidad La Barranca, en Jerécuaro.



Las respuesta del Gobierno del Estado y el municipio de Jerécuaro a las solicitudes de am.


Desde que se cuenta con antecedentes registrales, la hacienda La Barranca ha pasado por seis propietarios, convirtiéndose el ‘Jefe Diego’ en el séptimo dueño desde hace por lo menos 10 años. En 2010 expertos inmobiliarios consultados por el Semanario Proceso estimaron que la propiedad valdría cerca de 20 millones de dólares, es decir unos 260 millones de pesos al tipo de cambio de aquel año.


Primera fracción


En 1953 la fracción más grande con una superficie de 218.9 hectáreas pertenecía a Carmen Ostenti de López, quien la vendió el 25 de septiembre en 7 mil 700 pesos a Lia García Verásteguí. Luego la propiedad pasó a Pablo Barroso Díaz Torre el 11 de diciembre de 1982 un millón 107 mil 300 pesos.


Pablo Barroso, que ha ocupado cargos en el Consejo de Administración de Invex Grupo Financiero (Banco Invex), permutó la propiedad el 14 de diciembre de 1994 a Consuelo Araceli Ugalde De la Mora, esposa del empresario ganadero Fernando De la Mora.



Finalmente Consuelo Araceli Ugalde firmó un contrato de compra-venta con Diego Fernández de Cevallos por 3 millones 730 mil pesos en 2007 y así quedó asentado en la escritura pública 17706.


Segunda fracción


La segunda propiedad tiene una superficie de 102.8 hectáreas que esta inscrita con el documento 17710 y por la cual pagó 35 millones de pesos a finales del 2007. El primer antecedente del predio está inscrito a nombre de Petra Berriolope, quien vendió en 1953 a Mariano García Verástegui conservándola por más de tres décadas hasta 1984 cuando la adquirió el empresario Juan Pedro Barroso Díaz Torrez, que luego la permutó a Consuelo Araceli Ugalde, para venderla a Fernandez de Ceballos en 2007.


Tercera fracción


Por último una superficie de un predio rustico de 6 mil 122 metros cuadrados, b, también a  Consuelo Araceli Ugalde.  Perteneció también a las familias García Verastegui, Berriolope, Barroso y Ugalde.



Desvían carretera sin dinero público


Con la llegada de Diego Fernández a La Barranca, se desvió la carretera estatal 421 que comunica a Jerécuaro con el estado de Querétaro, para que no pasara frente a su propiedad. En 2007 justo cuando el ex candidato presidencial compró tres predios, se construyó un libramiento al norte de la ex hacienda, para conectar la carretera hacia la cabecera municipal.


Algunos de los pobladores de La Barranca se inconformaron por el desvío de la vialidad y denunciaron que se debió a las influencias del panista, ya que tenía muy buena amistad con el presidente municipal de aquella época.


Una solicitud de información ingresada al Gobierno del Estado sobre las obras en dicha carretera, arrojó que no se aplicaron recursos públicos para la construcción del libramiento.



“Conforme al ámbito competencial materia de su solicitud, ésta fue turnada para su atención a la Secretaría de Obra Pública (SOP), instancia que refiere que una vez realizada la búsqueda en sus archivos no se encontró registro relativo a inversión alguna de recurso estatal o municipal en el libramiento localizado en la comunidad de La Barranca, en el municipio de Jerécuaro Guanajuato. Ahora bien, de acuerdo a los antecedentes registrados en dicha dependencia, precisa que dicho tramo carretero en las condiciones actuales opera desde el 2007”, respondió la secretaría.


A su vez, José Refugio Ríos Carrillo, encargado de la Unidad de Acceso a la Información Pública de Jerécuaro, indicó que no se aportó recurso público para el libramiento, además de desconocer en qué fecha entró en operación.


“En atención a su solicitud formulada bajo el número de folio real 008/2018, se hace de conocimiento que por parte de esta dependencia no se realizó aportación alguna para la construcción de la obra en mención, por lo anterior expuesto no se cuenta con documentación alguna y se desconoce la fecha de apertura”.



Por su parte el Marco Antonio González Ortega, coordinador general de Administración Financiera del municipio, aseguró que no se invirtió dinero público.


“Se dirige a usted para darle contestación a su solicitud de información número 00108718, manifestando que no se cuenta con información ya que el municipio no invirtió ningún peso para esa obra y se desconoce sí hubo aportación estatal”.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx