Partes de tu cuerpo que sobreviven después de que mueres

Partes de tu cuerpo que sobreviven después de que mueres

Salud
|

Seguramente te has preguntado qué pasa con tu cuerpo después de la muerte. Aquí tienes la respuesta.

Partes del cuerpo que sobreviven después de morir. Imagen: Archivo

Seguramente te has preguntado qué pasa con tu cuerpo después de la muerte. ¿Algunas partes siguen funcionando? ¿Las uñas siguen creciendo? ¿Una cabeza puede vivir en un jarro y cobrar vida en el futuro? La respuesta es sí y no.


Una vez que el cuerpo humano muere, tienen que pasar varios días o hasta una semana o 2 antes de que todas las partes del cuerpo dejen de funcionar completamente. Cuando tu corazón deja de latir y te nombran clínicamente “muerta,” no tendrás ni una idea de lo que harán contigo. Pero después de que tu corazón deja de latir, se corta el suministro de oxígeno a tu cerebro. Y sin un depósito de glucosa confiable, las células nerviosas mueren entre 3 y 7 minutos. Así que sí… te mueres. Y no hay vuelta atrás.


 


Pero, ¿sabías que algunos procesos de tu cuerpo, como la digestión, pueden seguir haciendo lo suyo? Sin embargo, después de eso, técnicamente nada puede sobrevivir la muerte. Así que dile adiós a tus sueños de regresar a la vida como un zombie. ¡Pero no todo es malo! Después de la muerte las uñas siguen creciendo y hasta puedes tener un orgasmo… no es broma. Sólo que no podrás disfrutarlo.


Las células de la piel siguen activas


 


Aunque no lo creas, tu piel continúa viviendo por un rato más después de tu muerte. Los órganos dentro de tu cuerpo, por otra parte, no tienen la misma suerte, razón por la cual los cirujanos tienen que remover riñones, hígado y corazón de donadores, máximo 30 minutos después de la muerte. Las células de la piel pueden quitarse hasta 12 horas después.

 

El cabello y piel siguen creciendo



Se cree que el cabello y las uñas siguen creciendo después de que el cuerpo muere, pero no siempre es el caso. La piel empieza a retroceder a medida que la humedad comienza a abandonar el cuerpo, por lo que pareciera que el cabello y las uñas continúan creciendo.




Es por eso que algunos hombres se notan más barbudos después de morir. La piel de la barbilla de un hombre también se reseca, así que la barba se hace prominente.


Algunas funciones corporales siguen funcionando


Por más raro que parezca, muchas personas muertas continúan orinando y teniendo movimientos intestinales. La vejiga podría vaciarse, mientras que el colon hará lo mismo eventualmente. Una vez que todos los músculos del cuerpo se relajen, el cuerpo liberará todo.


La digestión continúa


Sólo porque el cuerpo muere no quiere decir que también lo hacen las millones de bacterias que residen en él. Después de la muerte hay algunas bacterias en el tracto digestivo que sobreviven. Esas bacterias se siguen alimentando y haciendo de las suyas. Esto puede provocar unos olores muy desagradables.


El cerebro permanece activo


 


Cuando tu corazón deja de latir, es posible que tu cerebro sepa que está muerto. Estudios recientes sugieren que los animales experimentan un pico de actividad cerebral minutos después de su muerte. Y no sólo eso: se cree que las personas pueden experimentar una forma de conciencia en la primera fase de su muerte.
Es por eso que hay casos de personas, cuyos corazones se detuvieron, que pudieron describir lo que sintieron en esos momentos.


Los músculos todavía pueden moverse


 


Se supone que cuando mueres dejas de moverte, ¿no? Pues resulta que en realidad puedes moverte muchísimo después de la muerte. Una vez que el cerebro deja de funcionar, se requiere un poco más de tiempo para que el sistema nervioso deje de hacerlo totalmente, así que los músculos siguen moviéndose.


También hay que considerar el proceso de rigor mortis o entumecimiento del cuerpo después de la muerte. Inmediatamente después de la muerte, los músculos del cuerpo se contraen. Luego, cuando la circulación y la respiración se detienen, los músculos se tensan y se vuelven rígidos.


Hay erecciones


 


Debido a que la sangre sigue la gravedad y se acumula en el cuerpo después de la muerte, si alguien muere boca abajo pueden tener algo parecido a una erección. Y el rigor mortis también puede causar el mismo efecto. El rigor mortis provoca el endurecimiento de los músculos, así que el pene puede ponerse erecto.


Lo parecido a una eyaculación


Después de la muerte no es posible eyacular de la misma forma, pero algo parecido sucede. Algunas veces se pueden encontrar secreciones cerca del pene en un cadáver, pero no proviene de la filtración pasiva de líquido de la glándula prostática; es tan sólo una fuga, no una eyaculación.


Se pueden estimular orgasmos


También es posible experimentar un orgasmo después de la muerte. Si un hombre puede tener una erección y “eyacular”, es obvio que la mujer puede disfrutar casi de lo mismo. El orgasmo puede ocurrir si se estimula eléctricamente el nervio sacro.


Una cabeza sin cuerpo puede sobrevivir


Al menos por unos segundos. En las decapitaciones, el cerebro sufrirá una caída masiva de presión sanguínea. La pérdida de sangre y oxígeno obligarán al cerebro a entrar en coma, aunque la muerte tarde un par de segundos más. De hecho las extremidades cortadas pueden contraerse por reflejos musculares, y una parte subconsciente y reflexiva del cerebro llamada sistema extrapiramidal produce algunas expresiones.


via GIPHY