El extraordinario discurso de Meade ante banqueros

El extraordinario discurso de Meade ante banqueros

México
|

Ante banqueros, José Antonio Meade señala hace falta Estado de Derecho.

Cargar

El candidato aseguró que si falla en el gobierno aceptará que lo metan a la cárcel. Foto: Especial


El aspirante a la candidatura presidencial por la coalición que integran PRI, PVEM y NA, José Antonio Meade Kuribreña, aseguró que "metería las manos" por casi todos los servidores públicos, pues —dijo— es una actividad honorable.


Al comenzar el desfile de aspirantes en la 81 Convención Bancaria de la Asociación de Bancos de México, en el Puerto de Acapulco, el ex secretario de Hacienda invitó a los asistentes que han sido funcionarios públicos a levantar la mano. En respuesta, gran parte de ellos lo hizo.


"Levanten la mano quienes han sido servidores públicos, no sean tímidos, yo los conozco casi a todos. Yo metería las manos por prácticamente todos. La verdad es que después de ese aplauso ya no diría prácticamente, yo metería las manos al fuego por todos", dijo.


Esto debido a que en la sesión de preguntas se le cuestionó qué hacer ante la percepción y la crítica contra el partido que lo postula (el PRI).


"Ningún partido tiene el monopolio de la virtud ni de la falta de virtud. Quienes vamos a contender somos candidatos, y el aspirante que va a contender soy yo. En materia de trayectoria de vida, soy quien con más claridad puede voltear a ver no solamente a la ciudadanía, sino a mi esposa y a mis hijos y decir que he sido honorable", respondió.


El candidato aseguró que si falla en el gobierno aceptará que lo metan a la cárcel: "Necesitamos cortarle el cordón umbilical al Ejecutivo del Ministerio Público. Necesitamos a un presidente que esté dispuesto a reconocer, de entrada, que se va sujetar a su arbitrio, que se va sujetar a la competencia del Ministerio Público para que pueda ser llamado a cuentas", dijo.


Aclaró que si alguno de quienes aspirantes afirma: "Yo voy a meter a fulano o a zutano a la cárcel", no entiende Estado de derecho.


Aclaró que hay muchos integrantes del servicio público que están ofendidos, enojados o molestos con los funcionarios corruptos que han manchado un ejercicio y una forma honesta de vivir.


Tras su exposición, el aspirante presidencial fue cuestionado sobre su agenda en temas de seguridad, principalmente, y fue la materia en la que más insistencia hubo por parte del sector bancario.


Meade Kuribreña dijo que apostará por una política de armas para frenar la inseguridad, la extinción de dominio a los bienes de narcotraficantes, cooperación en todos los niveles de gobierno y homologar los delitos en todo el país para poder atacar a la delincuencia común.


"El primer pilar es que necesitamos una política de armas. Se calcula que en México tenemos entre 500 mil y 1.5 millones de armas en manos de la delincuencia organizada. Lo pongo en perspectiva, el ejército guatemalteco tiene 150 mil armas y el canadiense tiene 1.7 millones de armas. Eso nos ubica el tamaño del reto", dijo.


Meade afirmó también que las rencillas entre políticos "dinamitan" el Sistema Nacional Anticorrupción.


"Hubo un acuerdo constitucional alrededor del Sistema Nacional Anticorrupción. Es una vergüenza que hayamos dejado que por razones políticas ese acuerdo se dinamitara, que por rencillas políticas lo hayamos dinamitado y le hayamos perdido confianza antes de darle oportunidad de arrancar", dijo.


Meade Kuribreña aseguró que no se debe esperar a que termine la contienda para definir los nombramientos que faltan a ese sistema: "Ni modo que no seamos capaces de encontrar gente honorable para ocupar ese puesto, de las magistraturas o de la propia PGR, de hacerlo con toda transparencia y de una vez", dijo.


Sobre la Ley Fintech, destacó: "Todo ese desarrollo tecnológico puesto en manos de los bancos debe llevarnos una revolución en materia de servicios financieros. Tenemos la oportunidad en la siguiente administración de formalizar la economía y dar mayor presencia a los servicios que la banca ofrece", expresó.