Emociones y frecuencias vibratorias
Emociones y frecuencias vibratorias

Emociones y frecuencias vibratorias

Opinión
|

La semana anterior tuve una propuesta de realizarme una tomografía axial computarizada...

José Manuel Ramos Arredondo.


La semana anterior tuve una propuesta de realizarme una tomografía axial computarizada (TAC) para descartar cualquier tipo de disfunción de órganos internos, principalmente lo que me pidieron fue de abdomen. La tomografía axial computarizada o TAC, también conocida como escáner o TC (tomografía computarizada), es una prueba diagnóstica que, a través del uso de rayos X, permite obtener imágenes radiográficas del interior del organismo en forma de cortes trasversales o, si es necesario, en forma de imágenes tridimensionales.


Esto me hizo recordar alguna información que me han regalado. Al tener nuestro cuerpo una actividad electroquímica en nuestro sistema nervioso porque trabaja con impulsos eléctricos, se genera alrededor de nuestro cuerpo un campo magnético. Por tal motivo, el ser humano tiene una naturaleza electromagnética. Esta energía electromagnética de nuestro ser tiene una vibración porque toda energía vibra y según su naturaleza, es la frecuencia, o la rapidez con la que vibra. Mi maestro Sergio me decía que tenemos un lado que es eléctrico y otro que es magnético, por ello es que recibimos la energía por el lado izquierdo y emanamos por la derecha.


El ser humano tiene frecuencias. ¿A qué frecuencia sintoniza tu campo electromagnético? Puede sintonizar en tonos de frecuencia que tiene dos extremos. Por un lado, está la baja frecuencia que se sintoniza cuando intoxicas tu cuerpo, no lo alimentas adecuadamente, no lo ejercitas. Cuando tu mente la mantienes ocupada con pensamientos de rencor, desinterés, crítica.  Tus emociones son de tristeza, depresión, angustia, miedo. Tu espíritu no valora el regalo de la vida, reniegas del Creador, no trabajas las leyes amorosas.


En otro extremo está un ser de alta frecuencia que sintonizas cuando alimentas tu cuerpo responsablemente, lo ejercitas regularmente.  Tu mente la tienes ocupada en actividades creativas, estudias, realizas una actividad artística. Tus emociones son de alegría, entusiasmo por lo que haces, de amor, de aceptación; y tu espíritu lo nutres con agradecimiento por la vida y lo que te ha dado; proteges y cuidas tu planeta, eres cordial y respetuoso con todos los seres humanos que tratas, eres bondadoso (a), humilde.


Las frecuencias de onda cerebrales están estrechamente relacionadas con la actividad fisiológica de nuestro organismo. Esto es algo indudable, puesto que todo lo que conocemos en el mundo físico está compuesto por átomos que vibran a determinadas frecuencias. Recordemos que las frecuencias de onda pueden emitirse de diferentes maneras: vibración, electricidad, luz, radiación, entre otras.


Las ondas electromagnéticas, dentro de la física, ocupan un papel preponderante para entender cómo funciona el universo. Cuando fueron descubiertas por James Maxwell, esto abrió la ventana para entender mejor el funcionamiento de la luz y la unificación de la electricidad, el magnetismo y la óptica bajo el mismo campo.


A diferencia de las ondas mecánicas que perturban un medio físico, las electromagnéticas pueden viajar por el vacío a la velocidad de la luz. Además de las propiedades comunes (amplitud, longitud y frecuencia), están compuestas por dos tipos de campos (eléctrico y magnético) perpendiculares que al oscilar se manifiestan como vibraciones captables y energía absorbible.


En las últimas décadas, la física cuántica nos ha revelado información muy importante acerca de nuestra realidad y ha contribuido enormemente a entender otros conceptos médicos que son estudiados en neurobiología, psiquiatría y otros departamentos científicos.


El ser humano tiene un cuerpo físico y se alimenta de energía, por lo tanto, está regido por las leyes de la física y de la química, que la ciencia estudia, pero también es un ser espiritual, por lo tanto, está regido por las leyes del espíritu, que las religiones tratan de explicar. Si unimos las leyes de la física, de la química y las leyes del espíritu, encontramos una explicación más coherente a nuestra existencia. Entendemos mejor al ser holístico, integral, completo, honesto.


Nuestros pensamientos y emociones emiten frecuencias de diferente longitud de onda y color, las de agradecimiento, paz, armonía y felicidad generan bienestar aún a pesar de un medio que puede parecer hostil.


“Aunque pareciera que el mundo se cae a pedazos, no pierdas tu paz interior”.


 


¡Por la Construcción de una Cultura de Paz!


[email protected]


 


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx