El legado de Hubert de Givenchy para la moda

El legado de Hubert de Givenchy para la moda

Moda
|

El fundador del imperio Givenchy falleció a los 91 años

Foto: El Universal.


Hubert Taffin de Givenchy, también conocido por la industria como el “último de los aristócratas de la moda” (poseía el título de marqués de Givenchy, que heredó de su padre) fue uno de los modistas más reconocidos en el mundo por su increíble manejo de la indumentaria y la gran capacidad de imprimir la elegancia en cada prenda que confeccionaba. Tristemente hoy la casa de diseño que fundó el francés en 1952 anunció su fallecimiento a los 91 años. Es por eso que recopilamos cinco momentos que, sin duda, marcaron un antes y después en la historia de la moda mundial.


1. La estructura lo es todo
Hubert de Givenchy fue uno de los discípulos del diseñador español Cristóbal Balenciaga. La manera de implementar la arquitectura a sus diseños para crear lo que a finales de los cuarenta se le conoció como el vestido estructurado fue una gran escuela de la cual Givenchy aprendió para el futuro. El diseñador francés comenzó su carrera en 1945 con diseñadores locales. Además, estudió en la Facultad de Derecho y en la Escuela de Bellas Artes de París pero no fue hasta que conoció y trabajó con Elsa Schiaparelli que su vida cambiaría de inmediato.


legado-muerte-hubert-de-givenchy_1.jpg
Vanity Fair


2. El padre del Prêt-à-porter
Se sabe que poco después de la muerte del diseñador Jacques Fath, Hubert de Givenchy lanzó una colección lista para usarse y que buscara ser accesible para los consumidores. Sin embargo, esta tendencia nació a partir de la revolución industrial y la manera en que los productos eran comercializados para “facilitar” la vida cotidiana. Se le considera a este diseñador francés uno de los pioneros del Ready to wear, con la colección Givenchy Université la cual fue confeccionada, según el portal de noticias Trendencias, con máquinas de coser industriales.


legado-muerte-hubert-de-givenchy4.jpg
AP


3. El cine, su segunda casa.
Se dice que el diseñador francés incursionó en el cine gracias a su amiga Audrey Hepburn. Sin embargo, su pasión por la moda y su increíble amistad con Audrey tan solo fueron catalizadores de que Hubert incursionara en el diseño de vestuario de múltiples cintas cinematográficas. En esa época era muy común que grandes diseñadores como Gabrielle Coco Chanel, Elsa Schiaparelli o Yves Saint Laurent realizaran el vestuario de las grandes protagonistas de cintas como Diamantes para el desayuno, Belle de Jour (con Catherine Deneuve), entre otras.


legado-muerte-hubert-de-givenchy3.jpg
Archivo El Universal


4. Incursión en la belleza
Como muchos creadores, el mundo de la belleza y la cosmética fue un campo de oportunidad para las marcas de moda a finales de los cincuenta y principios de los sesenta. Además de lanzar una línea de accesorios, Hubert de Givenchy presentó uno de sus perfumes más famosos, el icónico L'Interdit. Luego, en 1959, Givenchy creó Vetiver. Hoy, Givenchy Beauty es una de las marcas líder en la industria cosmética y ofrece además de fragancias, maquillaje y productos de belleza.


legado-muerte-hubert-de-givenchy_2.jpg
Parfumo.net


5. El legado
Poco después de que en 1995 anunciara su retiro, el modisto francés también heredaba un gran imperio. En 1996, John Galliano uno de los polémicos y más famosos diseñadores de esta época tomó el mando para redefinir la estética de la firma y presentar prendas totalmente alejadas a la estética sobria de los años noventa. Después le siguió otra leyenda de la industria, Alexander McQueen quien le dio esa frescura dinámica y underground hasta el 2001 para pasar a algo más comercial con Julien McDonald. Fue hasta el 2005 que el director creativo Riccardo Tisci asumió la dirección creativa hasta este 2018. Hoy, la diseñadora Clare Waight es la actual directora creativa. No cabe duda que el legado de Hubert se mantendrá por mucho tiempo.