Esto gasta el Estado en alimentar a reos
Esto gasta el Estado en alimentar a reos

Esto gasta el Estado en alimentar a reos

México
|

El año pasado, se ejerció 494 millones 544 mil pesos para productos alimenticios y bebidas, un 11.41 por ciento menos que el año anterior.

A los reos se les alimenta con café y pan, en las mañanas y con chicharrón, huevo, pastas, pollo, salchica y picadillo el resto del día. Foto: Archivo


La baja de internos dentro de los reclusorios se refleja también en el gasto para su alimentación


El año pasado la Subsecretaría del Sistema Penitenciario ejerció para productos alimenticios y bebidas 494 millones 544 mil pesos, de acuerdo con un documento otorgado vía transparencia.

Un 11.41 por ciento menos que el año anterior, en el cual se gastaron más de 558 millones 348 mil pesos.

Esto, debido a que la población de los centros penitenciarios se ha reducido considerablemente tras la implementación del actual Sistema Penal Acusatorio.

En total, en 2016 había 30 mil 979 personas en reclusión tanto en cárceles femeniles como varoniles.

El año pasado, la cifra se redujo 10.56 por ciento, ya que había sólo 27 mil 716.

Y según la dependencia, el costo promedio diario de alimentación de una persona privada de su libertad es de 50.08 pesos.

La empresa encargada de la preparación y distribución de alimentos dentro de cada centro es La Cosmopolitana, y se divide el tipo de alimentación para la población, para institución y para directivos, señala un ex interno.

De acuerdo con la Comisión Especial de Reclusorios de Asamblea Legislativa la baja en la población ha tenido como consecuencia que el número de platillos alcancen y se han reducido dificultades como el robo de comida o las peleas.

"El famoso rancho, como se le llamaba desde los inicios de las prisiones, ahora equivale a una alimentación digna y suficiente para los internos. Ahora se le reparte en sus dormitorios, las cocinas están certificadas, no hay escasez, los tiempos han mejorado en este sentido", comenta la diputada Rebeca Peralta, presidenta de la comisión.

Pablo, un ex interno del Reclusorio Norte, explica que el "rancho" se compone de alimentos como café y pan en las mañanas; chicharrón, huevo, codillo, pollo, salchicha, picadillo, entre otro tipo de guisados para el resto de días.

En fiestas patrias pueden dar pozole y en navidad pierna.

Sin embargo, hay dormitorios donde aún se reporta sobrepoblación, como el Anexo 4 o el Anexo 7 de ese reclusorio, en los que aún hay carencias de alimentos lunes, miércoles y viernes, cuando no llegan familiares de visita, de acuerdo con el ex interno.

Peralta añade que desde 2016 se ha visto una mejoría en la calidad de los alimentos, ya que el 70 por ciento de las cocinas del Sistema Penitenciario local ya obtuvieron el distintivo H, otorgado por las Secretarías de Turismo y Salud Federal a establecimientos por cumplir con estándares de manejo higiénico de los productos y la preparación.

"A nivel nacional sólo el 2 por ciento de este tipo de establecimientos ha obtenido este distintivo", asegura la legisladora.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx