Aqaba, una entrada al Mar Rojo

Aqaba, una entrada al Mar Rojo

Viajes
|

El puerto ubicado entre Jordania e Israel aloja a miles de turistas que visitan Petra, “La ciudad de piedra”.

En el puerto de Aqaba, Jordania, uno de sus principales atractivos es bucear en el Mar Rojo en donde abundan corales y peces multicolores.


En la ciudad portuaria de Aqaba, Jordania, hay mucho por aprender. La limpieza y el orden de sus habitantes. El respeto a sus creencias religiosas y el orgullo con que visten el traje nativo.


De Aqaba parten las excursiones a Petra, una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo, fundada en el siglo VIII antes de Cristo. Los habitantes hicieron sus construcciones labrando en las mismas rocas. Para llegar a esta ciudad escondida hay que recorrer un desfiladero de 1.5 kilómetros.      


El Khazneh o El Tesoro, famoso por Indiana Jones y La Última Cruzada pero admirado por el color de la roca que cambia de un tono amarillento a un rosado conforme lo cubre el sol, son infaltables en el archivo del visitante.


El snorkel o buceo en aguas del Mar Rojo forma parte de las actividades organizadas por la compañía naviera Silversea.


El Mar Rojo cerrado al norte por los golfos de Aqaba y Suez  y al sur  por el estrecho Bab-Al-Mandib, hace honor a su nombre porque se encuentra rodeado por montañas de rocas de tonos rojos que se reflejan en sus aguas, pese a que son de las más claras y azules del mundo.


Desde la antigüedad, este mar cristalino es un eje comercial entre oriente y occidente, rico en corales y peces de colores como “mariposa”, “loro”, “payaso” y “ángel”.


En estas aguas habitan los peligrosos peces “Escorpión” y “Las bellas damiselas”.     



Safaga, cura para los enfermos


Si algún viajero busca cura para sus dolencias de huesos, la mejor opción es el puerto de Safaga, Egipto, en la costa del Mar Rojo.


Pare unas horas en la pequeña ciudad rica en minas de fosfato. Respire el aire puro en un ambiente limpio, camine por las playas de arena blanca y fina y sumérjase en fuentes de agua mineralizada, altamente salina.  


Ahora toca un encuentro con el antigüo Egipto. Una excursión a Luxor y al Templo de Karnak, situados a unos 200 kilómetros de Safaga, le ayudarán a conocer la grandeza de una de las civilizaciones más antigüas.    


El buceo y el desierto, son otras opciones seguras que ofrecen los anfitriones de Silver Spirit.  


Acechan piratas en el Golfo de Aden


Con luces apenas perceptibles, cubiertas solitarias y motores casi apagados, el navío de 40 mil toneladas y con casi mil pasajeros y tripulantes, cruzó el Golfo de Aden.


Los restaurantes sirvieron con cortinas cerradas mientras los jóvenes camaristas cerraban terrazas y apagaban luces de corredores y suites.


Durante la mañana, el capitán del navío,  Mino Pontillo anunció el paso por las aguas de Aden y la amenaza latente de los grupos de piratas de Somalia, África.


Esa noche, Mino Pontillo y el Jefe de Seguridad del Silver Spirit, capitán Jorge A. Rodríguez Ferreira, cenaron a la vista de unos doscientos huéspedes en El Restaurante, atentos a cualquier señal.


El barco entró al mar de Arabia con dirección a Salalah, territorio de Oman. 


Salalah, Oman, tierra del incienso


Uno de los puertos más grandes de la península Arábiga, Salalah situado en el Sultanato de Omán, alcanzó prosperidad con el comercio de incienso.


El museo de la ruta del incienso, la mezquita de Qaboor, El Palacio del Sultán  de Oman, la playa Al Fizayah y la vieja ciudad, atraen a los turistas.


Los aficionados al fútbol admiran los dos estadios de la ciudad portuaria, sede de cuatro de los mejores clubes profesionales de Oman.


Los habitantes, su mayoría musulmanes, tienen un profundo respeto al árbol de incienso; adoptaron el inglés como idioma oficial y se distinguen por su solidaridad.


Muscat, el Sultanato de Omán.


La capital de Omán, país localizado al suroeste de Asia, en la costa de la península arábiga, es la puerta de entrada a los Emiratos Árabes Unidos.


Como monarquía en la cual el sultán ejerce autoridad absoluta, el progreso de Muscat forma parte del desarrollo de Omán. En noviembre de 2010, el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas nombró a Omán, de entre 135 países en todo el mundo, como el que más había mejorado durante los 40 años precedentes. ​ Según índices internacionales, Omán es uno de los países más desarrollados y estables del mundo árabe. ​


La puerta de entrada a los Emiratos Árabes aparece ya mencionada en una tableta grabada en la esfinge en Gizeh, Egipto, hacia el año 1530 a. C.