Están en alerta oficinas de Seguridad

Están en alerta oficinas de Seguridad

Local
|

El Procurador de Justicia de Guanajuato expresó que la alerta es con todas las áreas relacionadas con temas de seguridad.

Ayer un comando atacó el Ministerio Público de Irapuato. Fotos: Yajaira Gasca y Staff am.


Después del ataque que ocurrió en las Agencia del Ministerio Público de Justicia para Adolescentes en Irapuato, se ha emitido un alertamiento a todas las oficinas relacionadas con temas de seguridad.


El Procurador de Justicia, Carlos Zamarripa Aguirre, expresó que está alerta se ha emitido a través del Grupo de Coordinación en Materia de Seguridad del Estado y bajo la coordinación del general, Juan Manuel Díaz Organitos.


Desde luego que hay un alertamiento para todas las áreas y oficinas y por supuesto un alertamiento a través del Grupo de Coordinación Guanajuato”, aceptó.


Recordó que la alerta es con todas las áreas relacionadas con lo que está aconteciendo, pues recordó que recientemente en Celaya, elementos de la Gendarmería también fueron atacados y sostuvo que esto obedece a represalias de grupos delictivos.


Zamarripa Aguirre añadió que de ayer a hoy ya hay avances en la investigación y que de hecho ya están identificados varios de los atacantes. Subrayó que la Procuraduría de Justicia del Estado ha recibido apoyo de un área de inteligencia federal en este sentido y que continuarán las investigaciones.



También reconoció que el ataque vulnera el estado de derecho de la entidad y que por este motivo se busca esclarecerlo y restablecer el orden.


Ayer tres hombres encapuchados dispararon dentro de las Agencias del Ministerio Público de Justicia para Adolescentes, de la Subprocuraduría de Justicia de Irapuato. Cinco cómplices más se quedaron fuera y, tras el ataque, huyeron.


La Procuraduría General de Justicia del Estado confirmó el fallecimiento en el lugar de la secretaria Estela Álvarez Parra, de 38 años, quien recibió los balazos en tórax, cabeza y abdomen. En tanto, otra secretaria resultó herida, al igual que un menor de 17 años, que en el momento del ataque caminaba hacia la puerta, tras ser liberado por robo.