Cómo logró 'Meredith Grey' ser la actriz mejor pagada de la TV

Cómo logró 'Meredith Grey' ser la actriz mejor pagada de la TV

Espectáculos
|

Resulta que la relación de la actriz con Patrick Dempsey no es tan idílica como en la pantalla.

La actriz asegura que aunque la serie lleva el nombre de su personaje, le costó mucho tener un sueldo que así lo reflejara. FOTO: Getty Images.


Ellen Pompeo protagoniza una de las series más longevas de la televisión estadounidense, 'Anatomía de Grey', de la cadena ABC. Catorce temporadas en las que ha dado vida al personaje sobre el que gira la trama, la doctora Meredith Grey, y cuya voz en off no sólo pone en contexto lo que va ocurriendo en el capítulo, sino que suele terminar por sacar alguna moraleja final que puede servir para reflexionar y aplicarla a la vida de cada uno de los espectadores que quiera sentirse aludido.


En esta ocasión ha querido situarse en primer plano y en unas declaraciones al medio Hollywood Reporter habla alto y claro sobre cómo consiguió romper la desigualdad salarial en la serie y convertirse en la actriz dramática mejor pagada de la televisión.


Un hecho que la ha convertido en ejemplo y bandera para muchas mujeres dentro y fuera de su profesión en un momento en el que el movimiento feminista vive un auge internacional que ha llevado a las mujeres a manifestarse por la igualdad en todo el mundo.


“Tengo 48 años y por fin he llegado al lugar en el que me siento cómoda y lo he hecho preguntándome por lo que me merezco, algo que solo llega con la edad”.


Pompeo declaró también durante la entrevista. “Porque no soy la actriz más relevante, aunque esa sea la precepción de la industria, por haber mantenido mi personaje durante 14 años. La verdad es que cualquiera puede ser bueno en una serie aunque dure una temporada o dos”, continúa.



Unas manifestaciones que adquieren especial valor tras conseguir, a finales de 2017, un nuevo acuerdo con ABC, la cadena que apostó por la serie desde 2005, según el cual Pompeo cobrará 575 mil dólares por episodio y un bonus como productora de la serie que se estima entre seis y siete millones de dólares más. En total alrededor de unos 22 millones de euros.


El nuevo contrato también establece que será productora ejecutiva de una próxima serie derivada de 'Anatomía de Grey' y que estará centrada en una estación de bomberos. También desarrollará otros proyectos para ABC a través de su compañía Calamity Jane.


Por el momento, la actriz trabaja en el drama legal Big Law y ha vendido a Amazon una antología que contará el ascenso a la fama de un diseñador de moda americano cada temporada.


El caso de Pompeo es una excepción en Hollywood porque los actores no suelen publicitar sus sueldos en los medios, pero ella ha considerado que proporcionar estos detalles puede servir de ejemplo para otras mujeres. La actriz ya contó que fue precisamente la creadora de la serie, Shonda Rhimes –con quien ha terminado por tener una buena amistad– quien la animó a exigir el sueldo que merecía. “Decide cuánto piensas que vales y pídelo. Nadie va a dártelo simplemente porque sí”, le dijo Rhimes.



La guionista y productora ha ratificado esta filosofía en otras ocasiones expresando que “como mujer, lo que sé es que no se puede abordar nada desde el punto de vista de ‘no me lo merezco’ o ‘no voy a pedir nada porque no quiero que se enfaden’. Sé muy bien que cuando los hombres negocian, entran y piden el mundo”.


“Hay actrices jóvenes con grandes películas a las que probablemente les paguen una mierda, seguro que menos que a su protagonista masculino. Además cuando tengan 33 o 34 años las expulsarán como si fueran la basura del día anterior y entonces ¿quién cuidará de ellas?".


“El estudio está haciendo una fortuna y ellas desfilando como ponis sobre una alfombra roja. Hay que acceder al poder financiero. Si queremos invocar el cambio, este aspecto tiene que formar parte de él”.


La actriz también evoca la relación que mantenía con Patrick Dempsey, el doctor Derek Shepherd, su replicante masculino en la serie. Y no parece tan idílica como su amor de película.


“Cuando Patrick dejó la serie fue un momento decisivo para mí respecto a poder renegociar mis acuerdos. Siempre podían usarlo contra mí diciendo: ‘No te necesitamos, tenemos a Patrick’, cosa que hicieron durante años. No sé si jugaron a lo mismo con él porque nunca hablamos de nuestros contratos entre nosotros. Hubo muchas ocasiones en las que me puse en contacto con él para unirnos en la negociación pero nunca le interesó”.


“En un momento determinado pedí 5.000 dólares más que él solo por principio, porque el programa es 'Anatomía de Grey' y yo soy Meredith Grey. No me lo dieron. Podría haberme ido, seguro que sentí lo que sienten otras actrices pero luego piensas: no voy a dejar que nadie me expulse de mi propia casa”.



También recuerda que cuando Dempsey dejó el programa, lo primero que ocurrió es que hubo un pico de audiencia y reconoce que se rió bastante al respecto. “Pero la verdad, todavía no se había secado la tinta de la firma de su salida cuando ya estaban buscando a un chico nuevo”, dice Pompeo.


“Estaba de vacaciones en Sicilia, intentando relajarme de un final tumultuoso y ya me estaban llamando y enviando fotos de un tipo nuevo preguntándome qué pensaba de él. No me podía creer que la cadena sintiera tanta necesidad por volver a meter un pene allí. Trajeron a Martin Henderson –que encarnó al doctor Nathan Riggs en la serie– pero no les gustó la trama y eso terminó”.



La protagonista de Anatomía de Grey reconoce que la situación ha cambiado y no olvida el papel que ha representado Shonda Rhimes en todo esto. “Ella me ha empoderado. También tuvo que tomarse su tiempo, pero cuando llegó fue generosa con su poder.


También por eso nuestra relación ha llegado a ser tan especial”, dice en referencia a la similar evolución que ambas han experimentado a lo largo de sus carreras. “Siempre fui leal a ella y Shonda responde bien a la lealtad”.