Planean estrategia de conservación y turismo para ejido de Ajacuba

Planean estrategia de conservación y turismo para ejido de Ajacuba

Tula Tepeji
|

Este año la zona fue declarada área natural protegida.

Incluye la zona arqueológica del Ponzhá y arte rupestre que no se ha podido preservar adecuadamente por falta de recursos.

El ejido de Ajacuba, que fue declarado área natural protegida en febrero de este año, incluye la zona arqueológica del Ponzhá y arte rupestre que no se ha podido preservar adecuadamente por falta de recursos, por lo que, con la denominación, se espera superar ese inconveniente.
 

Al respecto, autoridades municipales expusieron que junto con las autoridades ejidales se ha explorado la zona para poder implementar recorridos turísticos que sean respetuosos con la naturaleza y los vestigios arqueológicos que existen.
 

Es por eso que se han considerado rutas de visita; una de ellas comprende las pinturas prehispánicas, otra un recorrido al cerro del Ponzhá, una más a las pinturas rupestres u otra a los cascos de las haciendas.

En el caso de la zona arqueológica del Ponzhá, la degradación es tal que primero se necesita trabajar en la reconstrucción del espacio y luego en su conservación, refirieron los representantes municipales.
 

Finalmente, se enfatizó que la oportunidad de tener un área natural protegida permitirá que el aprovechamiento sea bajo un plan ecológico.
 

El área comprende 260 hectáreas: 113 para la preservación del ecosistema y 47 de subzona de protección, diversas hectáreas para el aprovechamiento de desarrollo sustentable y 17 hectáreas para recreación y actividades humanas.