¡Ay, Melitón!

Deportes
|

Esperamos que La Fiera juegue a no ser trampolín ante Veracruz, donde juega un ex jugador: Melitón Hernández.

Melitón Hernández fue clave en el triunfo de Veracruz ante Chivas. FOTO: Archivo


Melitón Hernández es el claro ejemplo que la posición del portero es la más ingrata del futbol, la que lleva al Olimpo y lanza al infierno.


Este portero es uno de los héroes del regreso del León a la Primera, de hecho, es inolvidable ese manotazo milagroso en la Ida de la Final de Ascenso contra Correcaminos.  La Fiera jugaba con uno menos por la expulsión de Maz y de no haber rechazado ese remate sobre la línea con unos reflejos felinos, hubiera caído un pesado 3-0 y tal vez - tal vez -  la historia de La Fiera fuera otra sin ascenso, ni bicampeonato ni goleadores históricos.


En ese momento, la mano de Melitón rechazó el peso de 10 años de maleficio para el León.


Pero la vida de Melitón ha probado de todo, pasajes dulces y agrios en el balompié. De entrada, podríamos decir que desde su nombre futbolístico no estuvo conforme tras expresar ante los medios de esta ciudad un ‘prefiero que me digan Edgar’. Pero ya ven, por curiosos, contreras o carrillas, tan se le dijo Melitón que todo México lo conoce así.


El ascenso no fue para él la mina de oro que encontraron otros jugadores. Errores muy puntuales, casi como los que hoy vemos bajo los postes esmeraldas, le costaron echarse encima críticas de la afición y prensa. Hasta Matosas, timonel que lo defendió en ciertas ocasiones, lo arrinconó en la banca del olvido.


Su actividad con La Fiera en Primera fue de 12 juegos de Liga en el Apertura 2012 y un duelo en el Torneo de Fuerzas Básicas en el Clausura 2013, pero en la Liga de ese campeonato no vio un solo minuto.


Se fue a su tierra natal y con los Tiburones parecía haber encontrado la titularidad, pero recayó en ser el Melitón de claroscuros y de memes en la Red. Incluso recuerdo la frase de Carlos Reinoso que entre broma y en serio dijo: no voy a poner a Melitón para no perder.


Pero ahí se mantuvo, terco a su profesión, y hoy se vuelve hablar de él.


En la Fecha 8 Pedro Gallese se lesionó y el destino le dio a Hernández un chance más. No ha sido fácil para los escualos ni para Melitón recobrar vida cuando las llamas del descenso ya les quemaban los pies.


El ‘Ay, Melitón’ resurgió cuando se comió 10 goles en cuatro juegos con un 5-0 incluido de parte de Lobos, pero en los últimos tres triunfos del Veracruz ha sido factor y no se diga contra Chivas, a quien sacó casi todo lo que puso en peligro su meta.


El duelo del domingo resulta por demás clave para Veracruz y ahí Melitón verá de frente como enemiga a una playera especialmente peculiar para él.


Aquí en León todos esperamos que La Fiera juegue contra el Tibu a no ser trampolín y a salvar una dignidad maltrecha por goleadas y tristezas. Y por qué no,  que juegue con tintes de venganza pensando en que años atrás Veracruz fue el verdugo del descenso leonés.


Allá, la afición jarocha que entrará gratis, espera ver a un Tiburón defendiendo su permanencia como pueda, con esperanzas firmes en los guantes de un portero al que la suerte le da una nueva oportunidad de ser héroe, Melitón... perdón, Edgar Hernández.