Plaza de la Ciudadanía 'se cae a pedazos' y Gobierno no hace nada

Plaza de la Ciudadanía 'se cae a pedazos' y Gobierno no hace nada

Local
|

La obra construida en el gobierno de Bárbara Botello ya había presentado fallas, pero hasta la fecha no se sancionará a la constructora.

Cargar

El aguacero de este miércoles hizo que partes de la obra pública se cayera a pedazos. Fotos: José T. Méndez.


La Plaza de la Ciudadanía Griselda Álvarez, que costó a los leoneses 57.5 millones de pesos y fue inaugurada en 2015 por Bárbara Botello, sigue cayéndose a pedazos. La obra estuvo a cargo de Urbark Construcciones.


El aguacero del miércoles por la noche puso una vez más en evidencia la mala calidad de la construcción y la falta de mantenimiento. Personal que labora en la plaza, que se localiza en el bulevar Vasco de Quiroga 2101, en la colonia San Felipe de Jesús, manifestó que tuvieron que suspender algunas clases y talleres que se dan en el área comunitaria.



Los chorros de agua que caían de la azotea provocaron la caída de plafones y las cubetas fueron insuficientes para contener el agua, que hasta dañaron archivos y equipo. El principal problema se localiza en la azotea del edificio de dos plantas, donde se ubican talleres, bibliotecas y salas de usos múltiples.



De acuerdo al dictamen que mandó a realizar Obra Pública en julio del 2017, cuando comenzaron a registrarse filtraciones y caída de plafones, el problema no es estructural, sino que comenzó cuando se registró el asentamiento natural del edificio, que provocó que el techo se agrietara.


Solamente parches



Urbark Construcciones impermeabilizó, pero no resolvió nada; colocó vitropiso y tampoco. Obra Pública solicitó a la empresa resolviera el problema y apenas hace un par de semanas comenzaron a levantar el piso de la azotea, previendo que ya viene la temporada de lluvia, a pesar de que tuvieron un año para hacerlo.


Nathaly González Valtierra, subdirectora del lugar, dijo que hace dos semanas Protección Civil hizo una inspección y no hay riesgo de que se colapse el edificio, por lo que las personas que acuden no corren peligro... aunque les puede caer encima un plafón. 


Les perdonan malhechuras



A pesar de que existe evidencia de que la obra de la Plaza de la Ciudadanía Griselda Álvarez estuvo mal hecha, la Contraloría Municipal y Obra Pública no contemplan hasta este momento iniciar procedimientos de sanción en contra de los ex funcionarios y la empresa Urbark Construcciones.


Este jueves, la Contraloría informó que la auditoría que inició el año pasado tras las primeras denuncias por fallas en la obra ya concluyó, pero por ahora no se inició ningún proceso de responsabilidad, debido a que la empresa se está haciendo cargo de las reparaciones en el edificio dañado.



“Por parte de la Contraloría de León se realizó una auditoría por parte del área de Auditoría de Obra Pública, misma que ya terminó y notificó a la Dirección General de Obra Pública, quien está actuando para que se corrijan las fallas que se detectaron en la revisión”, informó la Contraloría.



Solo en caso de que la empresa incumpla con las reparaciones se podría sancionar, detalló este organismo auditor a cargo de Esteban Ramírez Sánchez. Por parte de la Dirección de Obra Pública tampoco se contempla por ahora ninguna sanción para la empresa, confirmó el titular de esta dependencia Carlos Cortés Galván.


“La empresa lo asumió (las fallas) ya está trabajando en ellos (...), pudimos haber entrado en un debate y en una demanda con todos los aspectos jurídicos que ello conlleva, sin embargo ha habido una propuesta de ellos positiva, de decir como compromiso social aceptamos el error y lo vamos a corregir a nuestro costo”, justificó. Carlos Cortés.



Las reparaciones tendrán un costo aproximado de 800 mil pesos que deberá asumir en su totalidad la empresa constructora