En el País, 75% de los ríos están severamente contaminados

En el País, 75% de los ríos están severamente contaminados

México
|

Lo que provoca enfermedades.

El investigador afirmó que una de las causas de este desastre ambiental es la sistemática violación de la ley. Foto: Especial


El 75 por ciento de los ríos que se ubican en territorio nacional están severamente contaminados, alertó Raúl García Barrios, investigador del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la UNAM.

El especialista informó que en el País el 80 por ciento de aguas residuales son urbanas y el 85 por ciento de las aguas industriales son vertidas a los ríos.


"Realmente tenemos una catástrofe en la esfera hidrológica", advirtió en el foro 'Industrias Extractivas y Derechos Humanos: Retos y Perspectivas', que se realizó hoy en el Museo de Memoria y Tolerancia.


Sostuvo que el 60 por ciento de los casos que llegan al Tribunal Latinoamericano del Agua (TLA) son de México.

El investigador afirmó que una de las causas de este desastre ambiental es la sistemática violación de la ley.

Reprochó que en México existe una debilidad del Estado de Derecho, corrupción, falta de coordinación de los Poderes de la Unión y de la Administración pública.

Además, dijo, en el País hay un insuficiencia en el presupuesto público asignado y no se cuenta con un monitoreo y supervisión pública de los ríos.

Omar Arellano, profesor del departamento de ecología y recursos naturales de la Facultad de Ciencias de la UNAM, informó que por los niveles de contaminación en los ríos, desde 2005 a la fecha, se detonó un problema socioambiental.

Expuso que la población que vive en las cuencas comenzó a detectar que no se pude acercar a los afluentes porque el agua les provoca enfermedades de la piel, gastrointestinales, padecimientos crónicos renales y leucemia.

Recordó que en un estudio elaborado en 2006, 2008 y 2009 detectaron que en la cuenca Lerma-Santiago Chapala, la cuenca del río Balsas, principalmente en la zona alta del río Atoyac, así como en los ríos Tula y Coatzacoalcos, se incrementó la tasa de mortalidad por insuficiencia renal y leucemia infantil en niños que vivían en la zona.

Francisca García, del Comité de Cuenca del Río Sonora, que aglutina a afectados por el derrame de tóxicos de la mina Buenavista del Cobre, criticó que a cuatro años de los hechos no les han construido el hospital que les prometieron y no se ha dado la reubicación de los 36 pozos de agua.

Tampoco operan las 36 plantas potabilizadoras que les ofrecieron y la red de agua potable doméstica no fue saneada.


"De las 36 plantas potabilizadoras que prometieron, inauguraron cinco fijas, pero no funcionan aunque las inauguraron, igual que las móviles", reprochó.