La Olla: Guanajuato de miedo
La Olla: Guanajuato de miedo

La Olla: Guanajuato de miedo

Opinión
|

A este ritmo habrá más víctimas a medio año que durante todo el 2017.


Estadísticas y rostros de una tragedia


Terror, es la palabra para describir lo que pasa en Guanajuato. La tragedia fue ayer, es hoy y mañana.


Un muerto, otro muerto, y otro, son 741 víctimas de homicidio dolosos de enero a marzo de este año, según las cifras publicadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.


Por el número de víctimas ocupamos el triste primer lugar. Siguen: Baja California (676), Guerrero (651), Estado de México (602). Más del doble que la Capital Ciudad de México que registra 306.


Y, comparados con nosotros mismos, la situación es de miedo. En los primeros tres meses del año pasado las víctimas de homicidio dolosos en Guanajuato fueron 322. Así que el año lo iniciamos con un  ¡¡¡130 por ciento!!! más de asesinados y la cuenta sigue y sigue, sin detenerse. ¿Hasta cuándo?


Si nos vamos tres años atrás, de enero-marzo del 2015 las víctimas de homicidio doloso fueron 205.


Si en 2017 -según cifras oficiales- hubo 1,423 víctimas de homicidio doloso en Guanajuato, a este ritmo en medio año habremos alcanzado eso, días antes del fin del sexenio del gobernador Márquez.


En tasa por cada 100 mil habitantes de homicidio dolosos (la que por años cacarearon las autoridades estatales para argumentar que no estábamos tan mal, que había peores) pues ya también pasamos del lugar 16 al cierre del año pasado al 4to. en marzo, sólo detrás de: Colima, Baja California y Guerrero.


En el reporte de incidencia delictiva general estos primeros tres meses del año Guanajuato es tercero con 31,979 delitos denunciados, debajo del Estado de México con 65,592 y Ciudad de México 53,347.


La ejecución del candidato a la alcaldía de Apaseo el Alto por la coalición “Juntos Haremos Historia”, José Remedios Aguirre Sánchez, el viernes pasado, acaparó los reflectores de la prensa local, nacional e internacional, pero, de no haber sido por eso, estaríamos espantados por los dos policías asesinados en Irapuato, los tres decapitados en Apaseo el Grande o las cinco víctimas en hechos distintos en León.


Cada día damos cuenta de lo nunca visto. Siempre algo peor, más sangriento, más doloroso. No para.


En particular la violencia ha escalado hasta sumar el asesinato de 18 policías municipales este año.


En solo una semana dimos cuenta del hallazgo de una fosa en Villagrán con restos que aún arman para contar las víctimas de las que hoy tenemos certeza (como tampoco si habrá más fosas ahí o en otros sitios). La Procuraduría de Justicia de Guanajuato debió rectificar el error de relacionar los restos de la fosa con la familia y amigos desaparecidos hace unos días después de una fiesta en Celaya.


También del secuestro “virtual” (luego de recibir llamadas telefónicas) de dos estudiantes de la Escuela de Química de la UG, uno liberado luego del pago de un rescate y otro que sigue desaparecido.


El 21 de marzo la tragedia que dejó ocho muertos en un palenque de gallos en Purísima del Rincón, uno de ellos el padre del alcalde con licencia de San Francisco y candidato a la alcaldía del PAN, Ysmael López García.


El 13 de marzo tres hombres armados y encapuchados entraron a la Agencia del Ministerio Público de Justicia para Adolescentes, en Irapuato, dispararon, mataron a una secretaria e hirieron a dos más.


Hay otras tragedias no relacionadas a las disputas del crimen organizado que lastiman a la sociedad. El 25 de febrero pasado perdió la vida una joven mamá de 24 años por un asalto en una parada donde esperaba el transporte, en Irapuato, que la llevaría a su trabajo en la planta de General Motors de Silao.


El 15 de abril se informó que el cadáver calcinado encontrado desde el día 10 de abril en una comunidad de Salamanca, se trataba de Luz Adriana Mancera, agente del Ministerio Público de la Unidad de Atención Integral de la Mujer de la Procuraduría de Justicia de Guanajuato. El comunicado de la PGJE adelantó que el robo de su camioneta como el posible móvil del crimen. No se supo más.


Se tiene noticia de la detención de algunos presuntos responsables de la masacre de Purísima. También de los sujetos que mataron el lunes a un policía preventivo y a una mujer que tuvo la mala fortuna de estar en la hora equivoca en medio de una balacera que provocó pánico en el Centro de Irapuato. 


Pero hay muuuuchos más casos que los responsables no están tras las rejas, y eso es impunidad.


El fracaso es rotundo, y es de todos. De los ayuntamientos cuyos alcaldes andan de licencia pidiendo otra vez el voto (léase León, Irapuato, Salamanca, y más). El procurador, Carlos Zamarripa y los secretarios de Seguridad Pública y Gobierno, Álvar Cabeza de Vaca y el Gustavo Rodríguez, pasmados. Y el Gobierno federal omiso en muchos de los casos, basta un repaso a resultados de Pemex o PGR.


Con menos reflectores mediáticos pero igual parte del problema son los poderes Judicial y Legislativo.


Crimen e inversiones 
Una buena es el reporte de la organización “México ¿cómo vamos?” publicado esta semana, que coloca a Guanajuato como la segunda entidad con mayor crecimiento económico promedio anual en la administración, con un 5%, entre las nueve que renovarán la Gubernatura este próximo 1 de julio.


Puebla reportó un 6.9%, Jalisco 3.8%, Yucatán 3.1%, Ciudad de México 3%, Morelos 2.7%, y por el contrario decrecieron en -3% Chiapas, -1.3% Veracruz y -3.1% Tabasco. Una noticia para sonreir.


Hasta hoy las autoridades nos han dicho que la violencia no espanta las inversiones a la entidad, ojalá sea así, de cualquier manera a la larga es insostenible que, si la ola violenta no se detiene, termine por impactar en el boom industrial que presumimos. Crecimiento económico y crimen no se llevan bien.


Por ejemplo la armadora japonesa Toyota (en construcción) está enclavada en la zona caliente de los Apaseos; Honda en Celaya, y Mazda en Salamanca; el triángulo donde manda el crimen huachicolero.


En parte por eso se entiende la reunión el pasado 10 de mayo del gobernador Miguel Márquez con el viceministro Parlamentario de Relaciones Exteriores de Japón, Mitsunari Okamoto, a quien recibió en Palacio de Gobierno para hablar de reforzar los vínculos económicos, educativos y de capacitación.


Estuvieron el cónsul general de Japón en León, Osamu Hokida; la primera cónsul Kayoko Furukawa y el subsecretario de Atracción de Inversiones de Desarrollo Económico Estatal, Franco Herrera.  


Japón es el gran aliado comercial de Guanajuato, sus proveedoras siguen llegando y sus empresas han mantenido la confianza en la entidad, pero el clima de violencia no les es ajeno y para nada aceptable, lo mismo para la inversión norteamericana, alemana, francesa, y desde luego al empresariado de casa.


Huachicol y elecciones 
El asesinato de un candidato a la Alcaldía sacude la contienda electoral en Guanajuato.


Ya veremos cómo cambia ese hecho las tendencias electorales, pero, lo más importante, si en algo modifica el combate al robo de combustible cuyas bandas criminales tienen en jaque a la entidad.


El gobernador Márquez empeñó su palabra (vía tuiter) y en voz del Grupo de Coordinación de Seguridad que salió a ofrecer una conferencia de prensa, que habrán de dar con los responsables.


Pero mientras tanto adelantaron su principal línea de investigación, la vinculación del candidato con un grupo delictivo de robo de combustible, la cual no han probado pero ya la hicieron pública, lo que para Morena y sus aliados es criminalizar a un candidato que pasó a ser ahora una víctima bajo sospecha.


“Las líneas de investigación que se tienen hasta este momento señalan posibles vínculos con grupos delictivos. Aguirre Sánchez denunció que fue señalado por formar parte de un grupo dedicado al robo y venta de hidrocarburo. El Grupo de Coordinación intercambió información de inteligencia lo que permite tener como hipótesis de participación de un grupo dedicado al robo de hidrocarburos el que privó de la vida a José Remedios Aguirre Sánchez”, leyó el secre de Gobierno, Gustavo Rodríguez.


También de algún lado se filtró la versión a medios de comunicación de un supuesto amparo que tenía la víctima por estar sujeto a un proceso penal de homicidio. El mismo procurador, Carlos Zamarripa, lo descartó cuando explicó que fue absuelto de responsabilidad al probarse legítima defensa en el 2008.


Y la investigación por vínculos al huachicol no era tal, sino más bien una denuncia de la propia víctima que se sentía difamada ante esos señalamientos. Así que estamos entre supuestos que en nada ayudan.


Para el candidato de Morena-PT-PES a la guberntura, Ricardo Sheffield, la víctima -que hace años fue Director de Seguridad Pública- era un hombre apreciado con amplias posibilidades de triunfo electoral, y “no se entiende otra motivación que no sea política o de amedrentamiento para quitarle la vida”.


Los candidatos a alcaldías, diputaciones, Senado, de la coalición “Juntos Haremos Historia” decidieron protestar pacíficamente afuera de Palacio de Gobierno. El secretario de Gobierno, Gustavo Rodríguez, se ofreció a abrir el espacio de diálogo, pero lo rechazaron, era con Miguel Márquez o nada, y fue nada.


Encabezaron “neomorenistas” como Ricardo Sheffield; la exdiputada panista y ahora candidata a la alcaldía de Salamanca, Beatriz Hernández; la exdiputada local del PRI y hoy candidata por Irapuato, Irma Leticia González; el senador con licencia extricolor hoy candidato a la diputación federal distrito 15, Miguel Ángel Chico; y una de izquierda de toda la vida, Malú Mícher, candidata al Senado.


Condenaron el hecho y exigieron justicia la plana mayor de Morena, desde el candidato Andrés Manuel López Obrador durante un mitin en Puebla; la jefa de la campaña, Tatiana Clouthier; la líder nacional del partido, Yeidkol Polevsky; el coordinador de la circunscripción electoral, Ricardo Monreal.


Lo mismo todos los candidatos en Guanajuato, y extrañamente hasta un día después lo lamentó en tuiter Diego Sinhué Rodríguez.


Del PAN salió el senador y candidato a la diputación federal por el distrito 04, Juan Carlos Romero Hicks, a condenar el crimen, exigir justicia, pero también escribió en sus redes sociales: “Hacemos un llamado a todas las fuerzas políticas del estado, a ser respetuosos frente a este tipo de acontecimientos que afectan a familias enteras, y a no buscar un beneficio político a partir de la desgracia ajena”.


El candidato a diputado federal por Salamanca, Justino Arriaga, le dio otro tallón a Morena con un mensaje en video: “Condeno enérgicamente el asesinato del candidato a Presidente Municipal por Apaseo el Alto de Morena, José Remedios Aguirre. Nuestro país necesita un estado de derecho que dé justicia y seguridad, no estrategias vacías o amnistías a los delincuentes. Mis condolencias”.


¿Quién compra lo robado?
Comunicados van y vienen de reuniones del Gobierno de Guanajuato con Pemex, y nadie ha podido responder a la pregunta que da origen a todo el problema ¿quiénes compran la gasolina robada?


El viernes un sonriente Miguel Márquez estuvo en el despacho del director general de Petróleos Mexicanos, Carlos Treviño, para dar seguimiento a las acciones de combate al robo de combustible. Presumieron que en los últimos meses se cancelaron contratos a 12 estaciones de servicio de Pemex en Guanajuato porque no pudieron acreditar la procedencia legal del combustible que comercilizaban.


El 22 de noviembre del 2017 el Gobernador y el entonces director de Pemex y hoy secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, encabezaron la reunión del Grupo de Coordinación de Seguridad Guanajuato y como noticia esa vez confirmaron que 11 gasolineras habían sido clausuradas por comercializar ilegalmente el hidrocarburo y otras 21 estaban en investigación junto con PGR.


Hoy, casi medio año después de aquella noticia que acaparó portadas en medios impresos, sólo pasaron de 11 a 12 las estaciones clausuradas, y nada sabemos del resultado de las otras 21 investigadas. 


¿Qué otros responsables están sujetos a proceso por comprar esa millonada de gasolina? Ni idea.


Destacaron que en el primer trimestre de 2018 las tomas clandestinas disminuyeron 10%, al pasar de 459 a 415, en comparación con el mismo periodo del año pasado y que se han instalado dispositivos en los ductos de Pemex que cruzan por el Estado para reducir los robos. Lo mismo ya nos habían dicho.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx