Periódico am | ¿Y el campo para cuando?

¿Y el campo para cuando?

Opinión
|

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación dice que estamos frente a una nación sustentable...

Eric Bolívar.


La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación -FAO por sus siglas en ingles-, dice que estamos frente a una nación sustentable en los términos de producción de sus alimentos, cuando al menos ellos mismos producen el 60% de los alimentos que se consume en ese país.


En México sólo el 34% de la comida que está sobre las mesas de los mexicanos fue cosechada o producida aquí


Ello habla del problema y olvido en el que está el campo mexicano.


En México tenemos dos campos: uno el campo pobre, austero, el que siembra de temporal. Este campo tiene un trasfondo social y asistencial. Por otra parte, existe el campo tecnificado, el que produce, el que usa inteligencia agroindustrial. El tema de fondo de ese campo es financiero, es de negocios.


Hoy en día el campo en el Estado tiene unpanorama complejo. Históricamente Guanajuato ha sido una entidad agroindustrial. Sin embargo, en los últimos años se ha impulsado de manera intensa la creación de un cluster automotriz.


Ello, ha detonado el tema industrial, pero también le ha pegado directamente al campo.


Por ejemplo: Muchas tierras fértiles se han destinado a poner parques industriales o empresas, por lo que el campo ha perdido miles de hectáreas que podrían destinarse al cultivo. Otra cosa sería si los parques se instalaran en lugares que no representaran una afectación directa a los sembradíos.


Otro tema son los incentivos que se les brindan a las empresas extranjeras para su instalación, lo cual no viene aparejado de los mismos estímulos para, por ejemplo, la tecnificación del campo.


Pero hay un tema que se ha vuelto un dolor de cabeza para los agricultores, aunque ellos mismos reconocen su participación activa en el problema: La llegada de las empresas les está dejando sin gente para trabajar el campo. ¿Cómo puede ser posible ello? Resulta que a un jornalero se le pagan 180 pesos diarios, sin embargo, prefieren irse a trabajar al cluster automotriz ganando 100 pesos diarios. ¿Por qué prefieren trabajar en un lugar donde ganan la mitad? Pues básicamente porque en la industria les pagan seguridad social, es un trabajo a la sobra y les dan transporte.


¿A poco no se podría forzar a la agroindustria a que otorgara a los jornaleros seguridad social y les pagaran transporte? Además de un tema de derechos humanos y de legalidad conforme a las leyes laborales, también permitiría competir en la oferta/demanda laboral con la industria automotriz. Incluso, podrían darse el lujo de bajar un poco los sueldos para amortizar los pagos antes referidos.


Otro tema muy importante es que los miembros de los grupos “Producto”, tales como producto fresan o cebada, no están invirtiendo en proyectos ejecutivos que den viabilidad a inversiones públicas y privadas, que redituarán en mejores perspectivas de negocio. Las inversiones pueden ser interesantes para el gobierno, pero también para bancos o inversores privados, pero deben tener proyectos que garanticen hasta cierto punto la viabilidad y el éxito.


Los programas como PROCAMPO ya no funcionan como deberían, pues se ha vuelto un programa asistencia más que de verdadero apoyo al campo. Existe mucha corrupción por parte del gobierno y mucha simulación y mal uso de los apoyos por parte de muchos de los agricultores. Bajo la lógica que opera podría ser más un programa de SEDESOL que uno de SAGARPA.


Se requiere rencausar los apoyos y establecer nuevas reglas que permitan que el apoyo se quede en el campo, fomentando la tecnificación de los procesos agroindustriales y además se requiere un área de inteligencia que permita establecer con certeza que cultivos serán provechosos y cuales de plano prohibirlos por el exceso de producción. También ayudar a buscar negocios y compradores fuera de nuestro Estado e incluso fuera de nuestras fronteras.


Además, es evidente que el sector no cuenta con el apoyo de las autoridades -Diputados locales y federales, Senadores y Gobernador- a la hora de negociar mejores condiciones para el sector. Existen ejemplos como Sinaloa en el tema del campo y Jalisco con el agua, donde hacen equipo las autoridades y los miembros del sector y logran juntos condiciones favorables para su gente. ¿Y aquí cuando se sentarán en la misma mesa?


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx