Se hace explotar otra familia con niños

Se hace explotar otra familia con niños

Mundo
|

De la familia de terroristas, una niña de 8 años sobrevivió.

Civiles y policías resultaron heridos en el ataque, y 4 de los miembros de la familia murieron. FOTOS: Twitter.


La ciudad de Surabaya, al norte de la isla de Java, continúa sumida en el terror. Una familia de cinco miembros, entre ellos una niña de ocho años, perpetró este lunes un ataque suicida en una comisaría de la ciudad, dejando como mínimo diez heridos.


Apenas 24 horas antes, otra familia, un matrimonio y sus cuatro hijos, incluidas dos niñas de entre 9 y 12 años, se inmoló en tres iglesias cristianas de la misma urbe. El ISIS se atribuyó la autoría de este primer atentado, que provocó al menos una decena de muertos y unos cuarenta heridos.



El jefe de la Policía nacional, Tito Karnavian, aseguró que la familia de cinco miembros circulaba en dos motocicletas cuando hizo detonar los explosivos frente a la comisaría este lunes. Cuatro miembros murieron, mientras una niña de ocho años sobrevivió.


"La pequeña salió despedida, sobrevivió y está recibiendo cuidados en el hospital de Bhayangkara”.


El ataque se produjo en el control de seguridad a las puertas del edificio policial, hiriendo al menos a diez personas, entre ellas policías y civiles, a las 8:50 de la mañana.


La Policía vincula este ataque a los atentados contra tres iglesias cristianas que tuvieron lugar el domingo en Surabaya, la segunda ciudad más grande de Indonesia, y a otro incidente protagonizado por una tercera familia horas después. Todas las familias están vinculadas, según Tito, al grupo yihadista indonesio Jemaah Ansharut Daula (JAD), afín al Estado Islámico.



En el caso de los ataques perpetrados contra tres iglesias cristianas, la policía culpabiliza del mismo a una familia de seis miembros que había regresado de Siria: un matrimonio y sus cuatro hijos, dos adolescentes varones de entre 16 y 18 años y dos niñas de entre 9 y 12.