¿Cómo saber si tienes problemas de oído?
¿Cómo saber si tienes problemas de oído?

¿Cómo saber si tienes problemas de oído?

Salud
|

Si cada vez subes más el volumen de la tv, es hora de hacerte una revisión médica.

Si escucha ciertas letras peor que el resto, está perdiendo oído.


¿Tiene dificultad para oír las voces infantiles cuando se encuentra en un parque lleno de niños?, ¿pone el volumen del televisor más alto que el resto de familiares o amigos? En sus reuniones sociales, ¿tiene la sensación de que murmuran a su alrededor? Si la respuesta es afirmativa en alguna de estas cuestiones, necesita una revisión auditiva.


Entre las situaciones citadas, hay dos frecuentes en las personas con pérdida de audición.


“Los pacientes se quejan de que no oyen bien la televisión y en casa les dicen que la ponen muy alta, y también de que tienen dificultades para oír en ambientes ruidosos y cuando están en grupo (bares, centros comerciales, autobús, etc.)”, afirma el otorrinolaringólogo  Juan Royo. 


Este problema afecta a cerca de 466 millones de personas en todo el mundo, según datos de la OMS.


Los síntomas 


Entre los síntomas que delatan un problema de audición está el pedir frecuentemente a las personas que repitan las cosas, la necesidad de concentración para oír a alguien hablar o susurrar, e incluso oír algunas letras mejor que otras: las consonantes como “f”, “s” y “t” quedan anuladas por las vocales de tono alto como “a”, “o” y “u”. Puede comprobar con un sencillo test su capacidad auditiva, una prueba orientativa para saber si debe acudir al especialista.


La edad es una causa frecuente de pérdida de audición —tal y como confirma el doctor Juan Royo—, “que suele empezar sobre los 50 a 60 años, aumentando el número de personas afectadas conforme se cumplen años”


Pero también existe un factor ambiental que daña la audición: el ruido. Emerge como una causa frecuente de pérdida auditiva en las sociedades avanzadas. 


Un estudio realizado en Estados Unidos cataloga la pérdida auditiva inducida por el ruido como la enfermedad ocupacional más prevalente en ese país. 


“El problema ha surgido por la ruidosa sociedad actual —tráfico, ocio...— y por el abuso de auriculares, sobre todo por parte de los jóvenes, hace que la pérdida auditiva afecte a personas de menor edad”, argumenta el doctor Juan Royo.


Las personas con más riesgo son las expuestas a ruido ambiental por encima de los 80–85 decibelios (dB). 


“Las profesiones con mayor peligro auditivo podrían ser: personal de control de tierra en aeropuertos, ya que el ruido de los aviones al despegar y al aterrizar puede alcanzar los 140 dB; pilotos de Fórmula 1; mineros, que utilizan maquinaria que pueden alcanzar hasta 135 dB; obreros de la construcción; carpinteros; músicos, equipo de sonido y camareros de discotecas; jardineros; mensajeros y repartidores motorizados y peluqueros/as”, enumera Juan Royo.


Entre los hábitos de vida recomendados para prevenir el problema, además de utilizar protección auditiva si se trabaja con equipos ruidosos y de no usar reproductores de música durante más de una hora al día y mantener el volumen por debajo del 60%, el doctor Royo también aconseja llevar una alimentación sana (mucha verdura y fruta y poca carne roja y grasas salutradas), evitar el tabaco y otras sustancias tóxicas como algunas pinturas, disolventes y algunos fármacos.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx