Tú también puedes ser un maestro... ¡cervecero!
Tú también puedes ser un maestro... ¡cervecero!

Tú también puedes ser un maestro... ¡cervecero!

Valor Agregado
|

En este Día del Maestro, expertos en cerveza artesanal y parrilladas invitan a los leoneses a unirse a sus cursos.

Arriba se muestran los procesos de filtración y cocción para la elaboración de cerveza. Foto: Staff AM


No sólo los profesores enseñan, también hay empresarios que desean compartir su experiencia a través de cursos, tal es el caso de los socios de Cerveza Libertad y Gustavo Martín Cantú Aldape, un experto en parrilladas.
En León aprender a preparar una carne asada estilo norteño, incluso elaborar cerveza artesanal, es posibe aún si no eres experto, pues hay maestros ofertando estos cursos.


Cerveza Libertad


Gerardo Gómez Vargas y Bernardo Ramos, quienes son socios de Cerveza Libertad, decidieron abrir un curso con la intención de transmitir la cultura de la cerveza artesanal.
La capacitación, que es teórica y práctica, se realiza en una planta piloto de la compañía, dirigida especialmente para los aprendices; las clases teóricas se llevan entre 3 y 6 horas.
Cerveza Libertad proporciona el material para el diseño de una fórmula. En la introducción se aprenden los procesos químicos y controles de proceso, entre ellos pesar el malta, moler los granos y demás preparativos. 
La malta, cuyo costo es de 43 pesos el kilo, es el ingrediente que más se emplea en la preparación de cerveza; equivale al 80% de los insumos, los cuales varían entre dos y ocho, además de la levadura, el agua y la soya.
Gerardo y Bernardo han capacitado a 80 personas a lo largo de dos años, los mismos que llevan trabajando en Cervecería Libertad. 


Parrilladas 


Gustavo Martín Cantú Aldape convirtió una afición: las parrilladas, en clases, las cuales prefiere llamar ‘convivencias’. 
Gustavo, quien es originario de Monterrey, explica que el gusto por la carne asada tiene relación directa con las costumbres gastronómicas que hay en el norte de México.
“Somos aficionados a la carne asada, prendemos el asador un día sí y otro también”, admite.
Para él, un anafre y un tenedor es lo único que se necesita para empezar, de ahí se puede ir escalando, conforme adquieres práctica, también “vas equipándote”, explicó. 
En 1998, Cantú Aldape llegó a León, abrió un negocio de productos para parrilladas, y empezó a organziar reuniones para socializar con sus vecinos. Después éstas se transformaron en ‘clases’, en las que transmite sus conocimientos. 
“No es como en la escuela, vas a clase y aprendes, la práctica es la que hace que obtengas experiencia”, detalló Gustavo.
De acuerdo con el regiomontano, lo principal para una buena carne asada, es una buena convivencia, no se trata precisamente de seguir una receta.
En las ‘convivencias’ aprendes lo básico: cómo elegir el carbón, la leña, el combustible, los cortes de las carnes, etc., pero no te preparan para que seas parrillero y pongas un negocio, este no es el objetivo detalló. 
Para Gustavo la convivencia alrededor de la parrilla es la clave: “alrededor de un asador se empieza a crear de manera natural un equipo, no vamos al salón de clase, hacemos una pachanga”, puntualiza.
 


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx