Es la enseñanza su vocación
Es la enseñanza su vocación

Es la enseñanza su vocación

Vidas
|

Como maestra Yolanda Gasca busca la constante capacitación para brindar clases de calidad a sus alumnos a través de actividades lúdicas

Yolanda Gasca. Fotos: Maricela Maceira


“El hecho de compartir con otro lo que tú sabes, la experiencia, pasión, sentimientos con respecto a un conocimiento, es lo que más me gusta” dijo Yolanda Gasca, profesora desde hace 34 años. 



Desde hace más de 30 años Yolanda del Carmen Gasca Gallegos comparte sus conocimientos a través de la docencia, hecho que la llena de satisfacción y orgullo.



A la edad de 18 años Yolanda descubrió su vocación por la enseñanza, al comenzar a impartir clases de historia y taller de lectura y redacción en el sistema comúnmente llamado Prepa Abierta, como su Servicio Social. 



“Fue una experiencia detonadora, porque me di cuenta que era lo mío, aunque no eran propiamente clases, pero el contacto con las otras personas me llenaba mucho, me hacía muy feliz transmitirle algo a las demás personas”, dijo la actual docente de profesional del Tecnológico de Monterrey. 



Ella estudió la licenciatura en letras españolas en la Universidad de Guanajuato, una maestría en Estudios Humanísticos con especialidad en Literatura en la universidad virtual del Tec de Monterrey, fue acreedora de una beca para estudiar su segunda maestría en Ética Aplicada Para la Construcción Social.



Desde noviembre cursa su tercer master en Derechos Humanos en la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato.



Yolanda trata de acercar los alumnos al aprendizaje de la mejor manera, a través de juegos, experiencias lúdicas al conocimiento, en cualquiera de los niveles en los que enseñe, ha impartido clases en secundaria, profesional y maestría. 



“Enseñar se me da por naturaleza, nunca lo diseñé, nunca estudié para maestra, en la carrera me dieron una asignatura para dar clases, pero mi formación no es docente, sin embargo, creo que es algo que ya traigo en mi corazón”.



La maestra del nivel superior está consciente del cambio de las nuevas generaciones y lo que eso conlleva al tener que buscar nuevas formas de enseñar. 



“Anteriormente yo era quién tenía que preparar todo, pensar en toda la hora en relación a mi trabajo, pero ahorita con la Visión del Tec 2021 el aprendizaje es diferente el alumno es gestor de su propio conocimiento”, contó.



Yolanda se ve como acompañante, motivadora que abre opciones y panoramas a los estudiantes, les dice cómo lo pueden hacer y los estudiantes se tienen que comprometer con ellos mismos. 



Los alumnos cambian conforme el tiempo, ella ve a los estudiantes de la actualidad muy críticos y demandantes, buscando ser mejores y por lo mismo exigen mejores maestros.



Desde el 2001 Yolanda ingresó a la Prepa Tec a dar clases conforme pasó el tiempo migró a profesional, donde actualmente imparte dos asignaturas Ética, Persona y Sociedad y Ética Profesional.



“El Tec busca la promoción de sus maestros, constantemente nos tienen en capacitación, en cursos y eso es un desafío porque nos permite estar siempre actualizados, preparados y comprometidos”, dijo.



Para la maestra es muy importante conocer a sus alumnos más allá de lo curricular, saber sobre su entorno y sentimientos, si están tristes por qué lo están, qué les preocupa y qué problemas pudieran llegar a enfrentar, ella lo atribuye a su instinto maternal. 



“Me preocupa saber cómo están y qué les pasa, siempre me encuentro que hay problemáticas que ellos tienen que vivir, pero al final nosotros también podemos ser una consciencia de ellos”.



En sus clases la profesora trata que sean clases únicas e irrepetibles, incluyendo material didáctico como vídeos, testimonios, imágenes, debates, retos. 



 Para Yolanda es un orgullo pensar que como profesora dejó una semilla que queda en el corazón de sus alumnos, y exalumnos. 


 



››  Nuestra labor siempre puede ir más allá de lo que nos puede dictar un programa, es dar con pasión cada una de nuestras clases, ver más allá del alumno a la persona y pensar cómo podemos hacerlo mejor o cómo podemos llegar a ese corazón para que realmente sea una persona de bien, que es lo que realmente queremos en la sociedad ‹‹


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx