Celebran leoneses a la Virgen de la Luz

Celebran leoneses a la Virgen de la Luz

Local
|

Abarrotan miles de fieles católicos la Catedral Basílica para mostrar su cariño y devoción a Nuestra Madre Santísima de La Luz, en su día.

Cargar

Cientos de feligreses participaron ayer en la misa concelebrada a las 12 del mediodía. Foto: Staff.


Con gran fervor y entusiasmo miles de fieles católicos leoneses ayer festejaron en grande a la Madre Santísima de La Luz, su santa patrona. 


La Catedral Basílica lució abarrotada durante todo el día por feligreses que acudieron a venerar la Virgen.


La celebración comenzó a las 6 de la mañana con el canto de “Las Mañanitas” y terminó a las 9 de la noche con la quema de juegos pirotécnicos.


Como ya es una tradición cada año, a las 9 de la mañana se realizó una peregrinación desde el Parque Hidalgo hasta la Catedral, con la participación de escuelas católicas y de otras agrupaciones religiosas.


En el desfile participaron 12 carros alegóricos, los cuales mostraban representaciones escénicas sobre la historia de la Virgen de la Luz, desde que su imagen fue plasmada en Italia y luego donada por los jesuitas a la Villa de León el 2 de julio de 1732.


El padre Carlos Muñoz Hernández, rector de la Catedral y quien encabeza el evento, reconoció el trabajo de los participantes.


“Es importante el reconocimiento que hacen los feligreses a la Virgen Santísima como patrona de los leoneses. La participación de los fieles católicos es lo que hace posible recuperar el fervor a la Virgen de la Luz”, comentó.


A las 12 del mediodía se llevó a cabo la misa concelebrada, la cual fue presidida por el arzobispo Alfonso Cortés Contreras.


En medio de un gran entusiasmo, entre música y el repicar de las campanas, inició la procesión desde el atrio hasta el altar.


Entre los invitados especiales a la ceremonia estuvo el alcalde interino, Luis Ernesto Ayala Torres, como representante de las autoridades civiles.
Monseñor Cortés resaltó la importancia que tiene la Virgen de La Luz como patrona de los leoneses, pues siempre ha estado presente a lo largo de la historia de esta ciudad.


“La imagen, además de su profundo simbolismo teológico, representa de una manera muy gráfica la intercesión de María que con sus méritos aquilata las súplicas de los cristianos por la salvación del mundo; es de una gran belleza penetrada de ternura maternal”, señaló.


Los feligreses escucharon atentos la homilía y al terminar la celebración eucarística se acercaron al estandarte de la Madre Santísima de La Luz para tocarlo; incluso hubo quienes lo abrazabaron dándole gracias por la vida y los milagros obtenidos.


Afuera del recinto religioso y en calles aledañas una verdadera romería acudió a la verbena popular, donde hubo puestos de antojitos mexicanos, así como grupos musicales y danzantes.