Periódico am | ¿Realmente libre?... Sólo por hoy

¿Realmente libre?... Sólo por hoy

Opinión
|

Soy Testigo

.


Realmente ¿somos libres? No lo creo, para vivir tenemos que comprar nuestros alimentos, el agua dentro de poco tiempo deberá de ser embotellada y deberemos comprarla, la tierra que nos da los frutos tenemos que comprarlos.  


 
Pensemos en que todo lo que necesitamos para vivir, requiere de que lo compremos, lo increíble  es que el universo tenía todo a nuestro favor:  la tierra, el agua, etc. 



Nosotros nos hemos colocado bajo el dominio de las  grandes corporaciones y con esto, les dimos el manejo de nuestras vidas, de tal manera que la fruta, las verduras, los frijoles, las tortillas, el agua, el aire, los mares, todo, absolutamente todo, les pertenece y nosotros debemos trabajar para comprar nuestros medios de subsistencia.  



Las grandes corporaciones   imponen sus reglas; trabajar  todo el día para recibir un salario de miseria, el costo de la vida es tan alto que no  podemos vivir  como el universo nos lo había obsequiado.  



Nuestros hijos van a la escuela a ser preparados para servir a los grandes, esta es una manera de entregarles   nuestra vida y lo más triste es que ni siendo explotados nos  damos tiempo para vivir y sentir  la vida.



¿Cuál libertad, con el sistema social y político que nos rodea? Pregunto: ¿Realmente somos libres? No, en realidad nos hemos puesto cadenas para vivir sin escape hasta que poco a poco la vida se nos acaba y la indiferencia por nosotros mismos cobra la cuenta, la decadencia.



Fuimos las máquinas de esos corporativos empresariales, empresas de las cuales nunca sabremos a quiénes pertenecen porque los dueños esconden su nombre, para no arriesgar nada. 



 Sólo les importa el dinero y el poder, ellos nos han dado unos cuantos pesos y nosotros les hemos entregado nuestra vida y nuestra tierra. 



Donde teníamos cientos de árboles ahora existen edificios y comercios, los ríos  y los  lagos, los mares están en un buen porcentaje contaminados por  la industria productiva. 



El agua para nuestra sed ahora es agua con residuos tóxicos.



En las áreas verdes, donde los animales comían y corrían, ahora son granjas donde se matan a esos y otros animales.


 
Hemos pasado a ser seres que se destruyen unos a otros.  La muerte nos está cercando y nosotros tontamente hemos entregado todo. 



Y no nos damos cuenta que las personas más felices son las que han sabido valorar su libertad, viven en la pobreza, en los cinturones de miseria, ellos aún, dentro de su dolorosa realidad, ríen, se cuidan y se ayudan.



El mundo necesita de líderes humanos no de farsantes políticos… propongo sólo por hoy vernos a los ojos, sólo por hoy abrazar a todas las personas que sea posible, sólo por hoy  ver el atardecer, sólo por hoy sonreírle a un niño de la calle, a un vándalo, sólo por hoy  no abrir el nextel, sólo por hoy  vivir, buscar  la alegría, brincar, jugar, gritar.



Nuestro paso por la vida está formado de un instante, es un día menos de oportunidades, sólo por hoy estamos un paso más cerca del final.



Este año pronto acaba, antes de que acabe hagamos nuestra reflexión ¿en qué crecimos como seres humanos?, ¿qué sacrificamos o a quién sacrificamos para vivir dentro de las apariencias sociales?, ¿cuál ha sido nuestro papel como hermanos, el de Caín o el de Abel?, ¡ah! y responsabilicémonos por quienes hemos votado y por quien votaremos.


PSIC. MARITZA   NASSER
[email protected]
7 12 34  61


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx