5 acciones para acabar con el robo hormiga

5 acciones para acabar con el robo hormiga

Finanzas Personales
|

El robo hormiga es uno de los delitos que más sufren los negocios.

Foto: Especial


El robo hormiga es uno de los delitos que más sufren los negocios, sean grandes o pequeños. Esta práctica representa pérdidas por 14 mil millones de pesos anualmente en México, por ello es preciso que las empresas tomen medidas para inhibir este delito que las perjudica a fondo.


De los delitos que más se cometen en las empresas el de mayor prevalencia es el robo hormiga, así lo precisa la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas que realiza el INEGI.


La empresa Alto, dedicada a prevenirlo destaca que dentro de la industria del retail el delito representa el 21 por ciento de las pérdidas, siendo la ropa, alimentos y artículos de belleza los que más están propensos al robo. Además, el tiempo promedio que toma cometerlo es de 8 minutos.


El estudio realizado por Alto señala el modus operandi dentro de los supermercados, sin embargo, aunque tu no estés dentro de este sector, te conviene conocerlos para estar alerta y no ser víctima de este delito:

  • Farderas: son personas que actúan en solitario sustrayendo entre sus ropas hasta 40 artículos como prendas de vestir y artículos de belleza.
  • Grupos: Son un grupo de personas que ingresa a la tienda dispersándose sin que te des cuenta, alguno de ellos finge alguna situación como un desmayo o una pelea para que tú te distraigas y se pierda la atención en ellos mientras sustraen artículos.
  • Bandas organizadas: Estas son bandas organizadas que emplean técnicas para burlar los sistemas de seguridad como cámaras y sensores.

Las PYMES también sufren esta problemática, entre algunas de los factores que contribuyen a que suceda son:

  • Pocos controles de seguridad.
  • Rotación de empleados.
  • Implementación endeble en la seguridad.
  • Nula administración del inventario de la empresa.

Antes de implementar medidas para evitar el robo hormiga conviene que conozcas qué es lo que se están robando, esta forma tendrás identificadas las zonas más vulnerables de tu negocio. Una vez hecho, algunas acciones encaminadas a inhibir esta práctica son:


Cámaras de videovigilancia


Hay kits de viodevigilancia que puedes instalar dentro de tu negocio. La ventaja es que puedes armar una red con las cámaras que necesites de acuerdo con el tamaño y las zonas que quieras cubrir. Hay además diferentes calidades desde las más básicas hasta las de alta definición, estar o no conectadas a Internet o ser solo un circuito cerrado de televisión, etcétera.


Control del inventario


¿Cómo sabrás que te están robando si no sabes ni cuánto tienes? Llevar un control del inventario es algo básico para todo negocio, no solo para saber si alguien está sustrayendo productos de éste, sino para saber lo que tienes y cuándo pedirle a tu proveedor que te surta nuevamente.


Por fortuna, existe hoy varios programas de bajo costo e incluso algunos gratuitos que te ayudan en esta tarea.


Control de las ventas


Otra forma que facilita el robo hormiga es no saber cuánto y qué vendes. Una solución simple es emitir tickets de compra por cada venta que se realice. Algunos comercios tienen un letrero en el que piden al cliente que reporten a cierto teléfono o correo en caso e que no reciban el comprobante de su compra, para incentivar ofrece alguna promoción o descuento.


Sensores


Hoy en día hay muchas soluciones de este tipo que ayudan a los negocios a inhibir el robo hormiga. Hay desde dispositivos hasta sensores tipo adhesivo que pueden ser utilizados en diversos artículos como maquillaje, perfumería, discos, etcétera.


Distribución de anaqueles


Ubica en zonas iluminadas y de fácil vigilancia artículos de mayor precio y pequeños que son los que son más propensos al robo. Piensa en anaqueles funcionales que te permitan visualizar al cliente, pero que a la vez permita tener acceso a los productos que ofreces.


Lo que no debes hacer:

  • Vigilar a los clientes de modo que se sientan acosados.
  • Poner productos bajo llave.
  • Usar rejas de seguridad que inhiban que los clientes pasen de largo de tu local.
  • Hacer revisiones a los clientes al salir y entrar del establecimiento.
  • No denunciar cuando seas víctima del delito.