Acusan a maestros de primaria de propiciar bullying entre alumnos; directivo lo niega

Acusan a maestros de primaria de propiciar bullying entre alumnos; directivo lo niega

Local
|

Padres de familia de la escuela primaria urbana federal “Prof. Eliseo Bandala Fernández”, del municipio de Cuautepec de Hinojosa.

Foto: Especial.

Denunciaron presuntas actitudes agresivas, maltrato psicológico y humillaciones de algunos maestros hacia sus hijos, generando que las conductas se repliquen entre los menores de edad, aunque autoridades educativas del plantel lo negaron.

Beatriz Alam Ponce, madre de una estudiante de segundo año y exintegrante del comité de padres de familia de la primaria, denunció en entrevista que a través de gritos, jaloneos y ofensas es como maestros tratan de corregir actitudes de menores; pese a que habían más madres de familia en la entrevista, por miedo a una represalia de las autoridades del plantel, pidieron no revelar sus nombres ni narrar los presuntos casos de abuso.

La presunta irregularidad de los docentes ocurrió en el pasado ciclo escolar, en el que varios padres de familia solicitaron la destitución de la maestra Lucía Omaña Aldana, toda vez que se dirigía a gritos y ofensas a los estudiantes. 

“Mi hija sufrió de una actitud excesivas de la maestra. La maltrataba psicológicamente, al igual que otros niños. En una junta general, se le hizo saber al director (Mario Hernández González), pero para nuestra sorpresa, él respaldó a la maestra y nos dijo que si no estábamos conformes buscáramos otra escuela”, expresó.

Ante ello, añadió, se buscó a la supervisora de la zona, Ana Bertha Ocádiz para intervenir “y se comprometió a darnos una solución cosa que al final no lo hizo y bueno, por miedo, las demás madres de familia ya no me apoyaron. Fue entonces que me llamaron a la dirección y me dijeron: si no le parece el sistema (educativo) váyase”, indicó.

Como última instancia, acudió a la dirección de Servicios Regionales de la SEP, en Tulancingo, donde el titular (Rubén “N”) y el jurídico (Tiberio “N”), sin embargo también fue ignorada y le dijeron que si seguía interfiriendo en la labor docente, podrían negarle la inscripción a la menor. 

Al siguiente ciclo escolar, la situación del presunto maltrato se replicó con la profesora Carolina Vargas Rodríguez, además de otros catedráticos como Marite Carvajal y Máximo Pedraza Martínez, este último profesor señalado por un supuesto acoso sexual y en su grupo se han dado agresiones como una herida en el cuello por un lápiz, luego que el maestro no se presentó a clase.

“Mi hija ya no quiere ir a la escuela, pues le han generado un temor y también ya no tienen interés. Ahora soy yo la que tiene ha tenido que enseñarle algunas cosas de la escuela para que no se atrase”, añadió Alam Ponce.

Ante tal situación, la madre denunciante solicitó la intervención de las autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de Hidalgo y de su titular Atilano Rodríguez Pérez, para que se revise la irregularidades señaladas en la escuela primaria de Cuautepec, la cual tiene 48 años de vida.

NIEGA DIRECTOR SEÑALAMIENTOS CONTRA MAESTROS 

Posterior a la denuncia de las madres de familia, AM Hidalgo buscó a Mario Hernández González, director de la primaria “Prof. Eliseo Bandala Fernández” concedió una entrevista en la que negó rotundamente los dichos y demandó que si hay pruebas que las presenten.

“Ahí sí difiero y le pido a la señora que presente las evidencias. Nosotros, por indicaciones de la SEP, trabajamos con el Programa Nacional de Convivencia Escolar. Sabemos que en todas las escuelas se llegan a dar una serie de conductas un poco complicadas (bullying) y por ello estamos poniendo atención, para erradicarlas, a través de la promoción de valores”, expresó.

Actualmente, esta escuela primaria alberga a 434 alumnos, quienes son atenidos por entre 15 y 17 profesores; en promedio, cada grupo hay entre 30 y 32 alumnos.

En cuanto a casos de violencia escolar, el director señaló que se han presentado “algunos casos” los cuales han sido atendidos oportunamente, incluso, por psicólogos a través de sesiones con los alumnos.

“El tiempo en que vivimos se está perdiendo los valores. De repente se dan estos casos pero no son propiciados por los maestros… jamás. Hay algunos casos en los que las conductas (violentas) vienen desde casa y las hemos valorado y las calificamos. Pero, aquí al contrario los maestros trabajamos en ese sentido de recuperar y fomentar los valores”, declaró Hernández González. 

Finalmente, el director pidió a las partes acercase a la institución para dirimir cualquier situación anómala que detecten.