Muere Andreas Pérez, piloto de 14 años, tras caída durante carrera

Muere Andreas Pérez, piloto de 14 años, tras caída durante carrera

Deportes
|

El joven piloto ha muerto este lunes al no poder superar las graves lesiones cerebrales consecuencia de una caída múltiple en carrera.

Fallece Andreas Pérez a los 14 años tras el accidente sufrido en Montmeló. Foto: Tomada de Instagram


Andreas Pérez (Mollet del Vallès, 14 años), piloto del equipo Reale Avintia del Mundial Junior de Moto3, ha fallecido la mañana de este lunes “al no poder superar las graves lesiones a consecuencia de una caída múltiple durante la segunda manga de la carrera” que se disputó este domingo en el circuito de Montmeló. Así avanzaba la familia, a través de la cuenta de Instagram del chico, el desenlace de una accidentada prueba este fin de semana en el Circuito de Barcelona-Catalunya.


Instantes después, el equipo enviaba un comunicado en el que se explican las causas y consecuencias del grave accidente sufrido por Pérez el día anterior. Aunque no se vieron las imágenes en directo durante la prueba del FIM CEV Repsol (campeonato internacional con carreras en varios circuitos españoles, el trazado de Estoril, en Portugal, y el de Le Mans, en Francia), se supo ayer, y así lo confirma el equipo Avintia, que Andreas cayó en la salida de la curva cinco: “Varios pilotos que venían por detrás no pudieron esquivarle. Después de ser atendido en el mismo circuito y dada la gravedad de sus lesiones”, fue evacuado en helicóptero al Hospital de Sant Pau, en Barcelona.


El joven piloto ingresó muy grave, con lesiones cerebrales, y poco después se le diagnosticó muerte cerebral. “Aunque su corazón siguió latiendo. A pesar de muchos esfuerzos, finalmente los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida”.


 


 


 


El accidente que ha terminado con la vida de Andreas Pérez se produjo durante la tercera vuelta de una carrera que ya se había tenido que suspender con bandera roja por otro accidente múltiple (sin consecuencias graves) unos minutos antes. Cuando se relanzó, sucedió el choque fatal y como consecuencia el piloto quedó tendido en la pista. El accidente se produjo entre las curvas cinco y seis de Montmeló –en la bajada de La Moreneta–, una de las zonas más técnicas: la frenada de la quinta curva es una de las más exigentes y la salida para tomar la seis y siete, clave para hacer bien la subida de La Moreneta. Tras esa segunda bandera roja y la consiguiente suspensión de la prueba, esta se retomó.


La de Moto3 del FIM CEV Repsol es una categoría para jóvenes talentos que fue dotada de carácter internacional hace unos años, dada la competitividad y cantidad de pilotos de otras nacionalidades que ya disputaban las carreras del CEV. El Mundial Junior de Moto3 está concebido como la gran plataforma para dar el salto al Mundial de MotoGP, cuya edad mínima de acceso son los 16 años.


 


 


 


Pérez era uno de los jóvenes talentos de la cantera española. Con solo 9 años fue campeón de Cataluña de motociclismo de la categoría de 50cc. Y el año pasado peleó por llevarse la European Talent Cup: terminó cuarto, con dos victorias. Este curso era el de su debut oficial en el Mundial Junior.


El Circuito de Barcelona-Catalunya se presentó a la cita del pasado fin de semana tras una profunda remodelación exigida por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) y después de que el piloto mallorquín Luis Salom falleciera en junio de 2016 tras un fatal accidente: perdió el control de su moto e impactó violentamente contra las protecciones de la que entonces era la escapatoria de la curva 12. Después de más de un año de reivindicaciones, los pilotos de MotoGP y los responsables de seguridad del Mundial de Motociclismo exigieron, a través de la FIM una serie de modificaciones para mejorar la seguridad de la pista. Y así se hizo.


 


 


 


 


Las obras se iniciaron este invierno y el circuito, que también fue reasfaltado para cubrir las imperfecciones de la pista, ya fue testado por los pilotos de MotoGP hace unas semanas. Han cambiado los puntos considerados más peligrosos, esto es, la curva 10, que ahora en lugar de ser una suerte de semicírculo, una curva más rápida, se dibuja como una horquilla más cerrada. Además, es más corta, pues le sigue un viraje extra, la nueva curva 11. De modo que la que antes era la curva 12 (la del accidente de Salom) es ahora la curva 13. En esa zona se ha ampliado considerablemente la escapatoria, para garantizar la seguridad en caso de accidente.