Emiten regulación para aceites

Emiten regulación para aceites

México
|

La Sedema emitió una nueva norma para regular la disposición de grasas y aceites de origen animal o vegetal que ya hayan sido utilizados.

se establecen lineamientos para el almacenaje del producto previo a la entrega a los recolectores o al centro de acopio. Foto: Especial


La Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México emitió una nueva norma ambiental con el objetivo de regular la disposición de grasas y aceites de origen animal o vegetal que ya hayan sido utilizados por generadores industriales o de servicios.


Con la NADF-012-AMBT-2015, quienes produzcan este tipo de residuos deberán contar con trampas de retención de aceites y grasas en la infraestructura de sus instalaciones para almacenar los aceites en contenedores especiales para su manejo.

"Las grasas y aceites de origen animal y/o vegetal residuales deben ser separados desde las fuentes generadoras ubicadas en la Ciudad de México, para así promover su manejo integral y facilitar su valorización y reincorporarlos a procesos productivos", establece la regla, publicada en la Gaceta Oficial.

Con el almacenamiento de las grasas y aceites, se prevé la disposición de un servicio de recolección específico para recoger los residuos, así como la apertura de centros de acopio autorizados por la Secretaría bajo estrictas condiciones de manejo de los productos.

Asimismo, se establecen lineamientos para el almacenaje del producto previo a la entrega a los recolectores o al centro de acopio.

"El generador debe almacenar en contenedores con tapa y debidamente etiquetados, por separado, los aceites vegetales, las grasas animales y los provenientes de trampas de grasas; lo cual podrá realizarse en contenedores propios o en los proporcionados por el prestador del servicio de recolección", establece.

El objetivo de la norma es evitar que dichos residuos puedan derramarse en suelos y cuerpos de agua, en los que son altamente contaminantes y propiciar su reutilización.

REFORMA publicó en marzo de 2017 que el servicio de transporte público de Ciudad Universitaria, Pumabús, podría aprovechar la transformación de aceites y grasas provenientes de cafeterías al interior de CU mediante las cuales se generaría biodiesel, en un programa conjunto con la Delegación Tlalpan.