Columna Jurídica II

Columna Jurídica II

Opinión
|

Los criterios de oportunidad.

Diseño: Grupo AM

Los criterios de oportunidad aparecen por primera vez en el marco de justicia penal en la reforma Constitucional del año 2008, específicamente en el artículo 21 Constitucional, dicha reforma con este nuevo esquema procesal penal que debe ponerse en marcha para colmar las exigencias que derivan del elemento garantista.

En el marco de este sistema procesal penal acusatorio y oral, que ciertamente se fortaleció con la reforma de 2011 en materia de derecho humanos, adquiere otra fisonomía el acceso a una justicia pronta y expedita, puesto que ahora la celeridad procesal no solamente se precisa con el hecho de agotar todas las etapas procedimentales hasta que se dicten, por tribunales expeditos para ello, resoluciones que pongan fin al procedimiento de manera pronta, completa e imparcial, sino también en supuestos regulados de terminación anticipada del proceso penal que ahora se muestran, por ejemplo, mediante los mecanismos alternativos de soluciones de controversias o bien a través de los criterios de oportunidad.

Los criterios de oportunidad, quedan clasificados dentro de las “formas de terminación de la investigación” que integra el Código Nacional de Procedimientos Penales. En particular, implican la facultad que constitucionalmente se confiere al Ministerio Público para que, en supuestos muy concretos, esto es, sobre la base de un sistema reglado, pueda prescindir del ejercicio de la acción penal, siempre que, en todo caso, se “hayan reparado o garantizado los daños a la víctima u ofendido o ésta manifieste su falta de interés jurí­dico en dicha reparación”.

Con los criterios de oportunidad, que representan un elemento fundamental de la justicia alternativa, junto con la introducción de otras figuras jurídicas como los juicios públicos y grabados, y la presencia del juez para escuchar a las partes, entre otras, se construye una nueva cultura procesal que busca agilizar la solución de los conflictos penales, trabajando de manera expedita, eficiente, eficaz, transparente y sencilla.