Revela nuevos mandamientos

Revela nuevos mandamientos

Espectáculos
|

Horacio Villalobos presentó en León: "Un Acto de Dios" de David Javerbaum, con la que no sólo hizo reír, sino que llevó a la reflexión.

Horacio Villalobos dio muestra de su versatilidad y dominio de escena. FOTO: Cortesía.


¿En serio?... El polémico Horacio Villalobos prestando su cuerpo a Dios para dictar los nuevos mandamientos.


Pues sí, nadie mejor que él para mostrar a un Dios que habla sin tapujos de sexo, política y hasta fútbol, que sonroja a los más conservadores con sus contundentes revelaciones.


Tras iniciar temporada el pasado octubre en la Ciudad de México, Villalobos visitó el Teatro Manuel Doblado con “Un Acto de Dios”, obra de David Javerbaum basada en su bestseller “The Last Testament: A Memoir By God”, en el que el Todopoderoso revela los misterios de la Biblia y da respuesta en tono de comedia a las intrigas existenciales.


Tal parece que a los humanos no les quedó claro de qué trataban los 10 mandamientos, así que, estas reglas que son la base de las normas de la sociedad occidental, son objeto de análisis, y hasta una reingeniería por parte de Dios.


Tras dos años de arduo trabajo, y ganarse la licencia para representarla en México, Horacio la muestra orgulloso (y se siente), pues se adueña del escenario con un completo dominio del mismo, en ocasiones cínico, irónico y con el fin de la conciencia.


Dirigido por Pilar Boliver (quien esa noche se ausentó por un problema familiar), la obra atrapa desde el primer momento. Horacio o sea, Dios, se acompaña de los arcángeles Miguel y Gabriel, con quien lleva una complicidad a los largo de las dos horas de actuación.


Cerca de mil personas (en ambas funciones) tomaron conciencia de que la mayoría de sus desgracias, son ocasionadas por al ambición, y que el ser humano es su propio enemigo.


“Yo no tengo que mandar diluvios, ustedes solitos lo hacen muy bien”, expuso.


La obra fue interactiva en todo momento, pues además de pedir preguntas a los asistentes, Horacio reprendió a los que llegaron tarde, los que no apagaron el celular o que simplemente distrajeron al resto de la audiencia.


Es por eso que ni cámaras de televisión o fotográficas tuvieron acceso a la sala, todo esto para evitar distractores tanto para los histriones como para público.


En dos horas (corriditas, sin intermedio), Horacio mostró su trabajo de investigación hablando de la industria del calzado, los moteles de León y hasta Bárbara Botello.


Un Dios que se burla de la teoría evolucionista, Christian Castro, Zague, los aficionados del Cruz Azul, y los llama a ver las cosas con lógica.


Toque leonés


El arcángel Miguel (el actor leonés Axel Santos) fue el más curioso y arropado por el público, pues fue el encargado de cuestionar a Dios con preguntas cómo: ¿Por qué se mueren los niños?, ¿Por qué a las personas buenas les pasan cosas malas?, ¿Si escuchas las súplicas?.


Al final, Villalobos regresa en sí, ahora con un mensaje que resulta impactante para todos.


El público se puso de pie, lo aplaudió y agradeció por esas dos horas. Los fans de Pilar, pidieron por su presencia.


“Ella no pudo venir, tuvo que arreglar una situación familiar. Antes de venir nos dio un abrazo, nos dijo que viviéramos este momento y aquí estamos”, dijo Horacio.


Para las 9 de la noche, el público de la segunda función espero por entrar, y los que salieron de la primera, lo hicieron parafraseando pedazos de la obra, aterrizados a la mexicanidad.