La nube estéril
La nube estéril

La nube estéril

Opinión
|

La oposición en Hidalgo.

Diseño: Grupo AM

Aventurar una fusión PAN-PRD para asegurar la sobrevivencia de estos partidos políticos en Hidalgo podría ser una ocurrencia de un senador que está por concluir funciones, pero después de las elecciones la idea no se antoja descabellada.

Borrados del mapa electoral, Acción Nacional tendrá  tres diputados locales pluris, PRD solo uno, ambos partidos enfrentan el peor de los escenarios posibles en los últimos años: ni siquiera serán un contrapeso serio en las decisiones legislativas.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) después de tantos años de hegemonía tricolor en Hidalgo por primera vez deberá ser oposición en el Poder Legislativo. 

Lo peor: ni una alianza entre estos tres institutos políticos en el Congreso local, incluso sumados PT, Panal y PES, es suficiente para avalar futuras iniciativas del Ejecutivo o frenar las reformas que envíe el próximo gobierno federal emanado de Morena, como parte del constituyente permanente.

Bajo este escenario poco alentador para la próxima oposición en el estado, incluidos los priistas, ¿qué se puede hacer? Primero no tirar la toalla ni vender sus posturas en las discusiones que seguramente se llevarán a cabo en el pleno.

También está a prueba la capacidad de los próximos legisladores panistas, perredistas y, claro, priistas, de cabildear en comisiones, de hacer política tras bambalinas en un escenario desfavorable.

Y esto depende en mayor medida del perfil de los próximos diputados de oposición y su capacidad para dialogar con la principal fuerza política en la legislatura.

Sin embargo, esto también se ve difícil con Asael Hernández Cerón enemistado con el líder del grupo universidad Gerardo Sosa Castelán, quien aunque asegura que no influirá en el Congreso de Hidalgo es muy seguro que incidirá en el sentido del voto de sus, como él les llamó, amigos diputados.

Hernández Cerón tiene la decisión de regresar al PAN como dirigente estatal en lugar de Amado Cazares quien ocupa la presidencia de manera interina. A la vez, será diputado por la vía plurinominal y, probablemente, coordinador de los legisladores albiazules.

Aunque panistas de cepa como Alfredo Ortega Appendini y Gloria Romero León o cuadros jóvenes como Prisco Manuel Gutiérrez no aprobarán esta doble función.

Mientras que el PRD se desangra entre los antagonismos del senador Isidro Pedraza Chávez y el oriundo de Jacala, José Guadarrama Márquez. En el PRI, iniciará una débil disputa por los restos que quedan.

PUNTO Y APARTE
Con el cambio de legislatura, muchos trabajadores del Congreso local están a punto de perder sus empleos, por lo que ya buscan espacios en dependencias gubernamentales.


Te damos respuesta en 48 horas y puedes disponer del dinero en menos de 10 www.premo.mx