Y ahora, ¿qué espera México de ti?

Y ahora, ¿qué espera México de ti?

Opinión
|

El poder se ha reconfigurado en México.

Diseño: Grupo AM.

Sucedió lo impensable y de una día a otro el poder pasó de una ideología a otra en cuestión de horas. Ahora se encuentra, en su mayoría, en manos de expriistas, expanistas y ex otros que simplemente estuvieron dispuestos a vender sus ideales políticos por retener el poder.

A mi parecer, estos políticos veleta son los más peligrosos. Están dispuestos a traicionarse a sí mismos y a su electorado por un hueso. ¿Qué ética o dignidad podemos esperar de estas personas para ver por México?

Ejemplos de ello son Canek Vázquez, Roxana Montealegre y Julio Menchaca, quienes solían ser defensores de otros partidos y ahora resulta que son milagrosamente morenistas.

Por un lado, a nivel federal dejó de tener injerencia la antigua clase política. Ahora, tanto la cámara de diputados como la de senadores se encuentra, en su mayoría, en manos de Morena, lo cual puede ser extremadamente bueno o extremadamente malo. 

Dependerá de la capacidad del nuevo presidente de aprovechar esa mayoría para hacer los cambios relevantes que requiere el país; sin embargo, está muy presente el riesgo de que lo lleve por la senda del populismo y estanque al país durante su mandato. 

Por otro lado, Hidalgo está aun peor, pues ahora el poder legislativo lo controla un personaje como Gerardo Sosa, ahora morenista, que dicho sea de paso, ha tomado a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo como rehén y ahora tiene el control de las decisiones legislativas de nuestro Estado. Entonces, simplemente no hay equilibrio en nuestro Congreso, pues Morena arrasó con todo.

Prepárense para ver al estado de Hidalgo paralizado por el resto de esta administración de Omar Fayad, que es importante decir, tampoco apoyo; pero al final, ¿cómo pretendes gobernar si tu némesis ahora controla el otro lado del poder?

Pero ante estos acontecimientos y con esta reconfiguración, lo que debes preguntarte es… ¿qué espera y necesita México de ti?

Los mexicanos en estas elecciones nos manifestamos libremente y la democracia triunfó, pero ahora es tiempo de demostrar y exigir lo que queremos como sociedad con los diferentes niveles de gobierno, y para ello no es necesario esperar a que el nuevo presidente tome cargo, debemos hacerlo desde ya.

Si bien, a partir del 1 de diciembre el Poder Legislativo federal y estatal serán en su mayoría controlados por Morena, en el Poder Ejecutivo federal aún quedan algunas posiciones ocupadas por sus opositores; sin embargo, hoy no hay quien pueda contrarrestar las propuestas y decisiones del nuevo presidente; entonces México necesita seriedad en sus medios de comunicación y una ciudadanía comprometida a alzar la voz y no bajar la guardia.

Esto significa que hoy más que nunca México requiere contrapesos, requiere que sus ciudadanos se involucren, presionen y participen. Solo que para presionar debes de ganarte ese derecho. ¿Cómo? La respuesta es sencilla: trabaja fuerte, sé productivo y ayuda aportando a México y no viviendo de él. 

Luchar como ciudadano por México no significa que lo tengas que hacer solo. Hay muchas opciones dentro de la sociedad civil organizada como cámaras y organismos empresariales, colegios de profesionistas, asociaciones sin fines de lucro; en fin, cualquier organización que defienda algún sector o interés legítimo. Organizaciones que reúnan a las personas y les den voz.

Y si no deseas hacerlo así, súmate a las redes sociales, hazlo de frente y no de manera anónima, externa tus opiniones y ten por seguro que decir lo que piensas te hará libre.

Por lo pronto, asumiré mi papel ciudadano, hablaré y hablaré fuerte. Sin mordaza.