Dele Alli, de ser abandonado por su padre a jugar un mundial con Inglaterra

Dele Alli, de ser abandonado por su padre a jugar un mundial con Inglaterra

Deportes
|

El jugador inglés, Dele Alli, también sufrió por el alcoholismo de su madre y por estar en un mundo de armas.

Alli ha anotado un gol en Rusia 2018 y podría jugar la final del torneo. FOTO: AP


El día que Dele Alli fue abandonado a su suerte, el futbol refugiaría a una de las estrella de Inglaterra.


Desde su nacimiento, la sonrisa pocas veces invadió el rostro de Bamidele Jermaine Alli. La vida le dio el primer golpe, pues su padre, el nigeriano Kehinde decidió marcharse a Canadá y dejarlo, junto a su madre Denisse de origen inglés, sumergidos en la pobreza, drogas y armas en Londres.


Ocho años después de abandonarlo, su padre aparecería sin previo aviso para llevárselo a la tribu de Yoruba, en Nigeria, donde además de ser príncipe, era de las personas más ricas del poblado.


Adaptarse a la cultura africana de poco le sirvió. Kehinde planeó otro viaje a Houston, y dos años después, cuando Dele cumplió 13, dejó en el olvido a su hijo.


La historia gris llena de peleas con sus hermanastros y del alcoholismo de su madre, se pintó de esperanza cuando Servicios Sociales y su familia decidieron darlo en adopción a una pareja inglesa.


Alan y Sally Hickford, padres de Harry, el mejor amigo de Dele en las categorías inferiores del Milton Keynes, no sólo lo ayudaron a superar su infancia, también lo motivaron para que demostrara que podía llegar a ser uno de los mejores jugadores de Inglaterra, y así lo hizo.


En 2015, Dele Alli fue fichado por el Tottenham por 7 millones de euros y con ayuda del entrenador Mauricio Pochettino, ha logrado mejorar su estilo de juego y dejar en el pasado las actitudes callejeras con las que creció.


Las heridas de Dele no han cerrado del todo, desde que llegó a la Liga Premier no ha tenido comunicación con sus padres biológicos, no contesta sus llamadas y pide a sus allegados no hacer comentarios de su familia.


En el Mundial de Rusia 2018, Dele quiere dejar lo malo en el pasado y triunfar con el nombre del adolescente que fue feliz, por eso ha decidido borrar su apellido de la playera que porta, como señal de que antes del futbol nada existió.